© 2015 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
El gran Gatsby

El gran Gatsby

de

F. Scott Fitzgerald

Nick Carraway

Okey, Gatsby es el que le da el título a la obra, pero nosotros pensamos que el personaje principal es Nick. A continuación te explicamos por qué:

Una vez que atamos los cabos de este personaje sueltos a lo largo de la historia, vemos que Gatsby resulta ser de una sencillez casi asombrosa. (Si quieres ver lo que opinamos al respecto, léete la sección "Análisis del personaje"). Pero Nick (el sencillo, franco, "noble" de Nick) resulta ser el personaje más interesante de la novela: sufre un profundo cambio a lo largo de ella, y es su transformación lo que nos cautiva a los Shmoopers casi al punto de la emoción.

¿Quién es Nick Carraway?

Pues bien: según su biografía, fue criado en una familia de "gente de bien, prominente" en Chicago, la cual seguía la graciosa tradición de presentarse como descendiente de los "duques de Buccleuch", aunque en realidad había hecho su riqueza hacía dos generaciones con una "ferretería mayorista" (1.5). Estudió en Yale; le gusta la literatura y se considera uno de esos especialistas "limitados" llamados "hombre[s] cultivado[s]"; estuvo en la Primera Guerra Mundial, lo cual le pareció un tanto emocionante, y ahora se mudó a la región este del país para trabajar en el sector de títulos valores (o sea, finanzas) en la Ciudad de Nueva York.

Tales serán los hechos, pero en realidad no nos dicen mucho acerca de su personalidad. Entendemos más de cómo es Nick por la forma en la que habla que por lo que dice. Ejemplo: nos enteramos de que tiene conexiones con gente importante y adinerada (y no simplemente gente de bien), como ser su prima segunda Daisy y Tom, un conocido de la uni, pero que no es uno de ellos: su casa es pequeña, una "vergüenza a la vista", si bien le ofrece la "consoladora proximidad de los millonarios" (1.14).

Analicemos un poco esa "consoladora proximidad": Nick se autodesprecia un poco al burlarse de sí mismo por considerar que estar cerca de los ricos compensa el hecho de que su casa es pequeña y fea. Pero a su vez, ¿no lo cree, aunque sea un poquito? ¿No parece disfrutar de estar entre la gente adinerada y descuidada que se enfiesta en la casa de Gatsby?

Al final, la postura desde la que Nick Carraway observa estos elevados círculos sociales desde afuera le da una buena visión de lo que ocurre dentro de ellos: tiene un ojo particularmente desarrollado, y a veces bastante crítico, del carácter, y no teme en lo absoluto usarlo.

Se acabó el muchachito simpático

Nick se autodescribe como "uno de los pocos hombres honrados que haya conocido" (3.170), pero eso no significa que sea el tipo más simpático del mundo. Será cortés y muy sociable por fuera, pero no teme decir las cosas como son. Pareciera que aún se considera un muchachito bueno del Oeste Medio que espera lo mejor de todos los que conoce, incluido él mismo, y se enorgullece de mantener estas expectativas tan altas, especialmente en el mundo corrupto y acelerado de la alta sociedad costera del Este.

Y esto nos lleva a la primera sospecha sobre su carácter.

Fíjate lo que dice Nick al principio de la novela. Nos comparte un sabio y sencillo consejo que le inculcó su propio padre:

—Cuando sientas deseos de criticar a alguien —fueron sus palabras—recuerda que no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades que tú tuviste.

No dijo nada más, pero como siempre nos hemos comunicado excepcionalmente bien, a pesar de ser muy reservados, comprendí que quería decir mucho más que eso. En consecuencia, soy una persona dada a reservarme todo juicio […]. (1.1-3)

Nick nos dijo que se reserva todo juicio y también que es honrado. Pero entonces, ¿por qué nos da la sensación de que el libro entero consiste en su juicio de una persona tras otra? Gatsby representa todo lo que Nick ha "desdeñado desde siempre" (1.4); Tom y Daisy son "gente descuidada" (9.145); Jordan es una "deshonesta incurable" (3.158).

A nosotros nos parece que no está siendo del todo honesto acerca de su propia persona. De hecho, es la deshonesta de Jordan la que se da cuenta de ello. A lo largo de la novela, a Nick lo absorbe progresivamente el mundo que observa, tanto por medio de sus amistades (por llamarles de alguna manera) con Tom, Daisy y Gatsby como de su relación amorosa con Jordan. Cuanto más lo absorben estas relaciones, menos honrado se vuelve; hasta que al final, Jordan le reprende por ser igual deshonesto y descuidado que ellos:

—Tú decías que un mal chofer sólo estaba seguro hasta que encontraba otro mal chofer; bien, encontré otro mal chofer, ¿no? Quiero decir que actué de modo descuidado al hacer esa suposición equivocada. Pensé que tú eras una persona honesta y franca. Pensé que aquél era tu orgullo secreto. (9.134)

Cambio de parecer

Si nos ponemos en comprensivos, podemos decir que Nick se da cuenta de que está siendo absorbido por un estilo de vida deshonesto y que es esto lo que lo hace regresar al Oeste. Cuando Jordan lo llama "mal chofer", él le replica enseguida "Tengo treinta años [….]. Cinco más de la cuenta para mentirme a mí mismo y llamarlo honor" (9.135). Pero, ¿con respecto a qué miente Nick? ¿A que la ama? ¿A que es parte de este mundo? ¿A que Tom y Daisy llevan vidas aceptables? No queda del todo claro. Lo que sí queda claro es que este verano descabellado le ha vuelto a la vida real de un cachetazo: no sirve para el mundo de la ambigüedad moral.

Pero ¿hace esto porque se hartó del "sentido fundamental de la buena educación" (1.3), como lo indica de forma "pretenciosa" al comienzo del libro? ¿O será porque, al igual que Tom y Daisy, es descuidado y se escapa dejando un lío? ¿O porque al fin y al cabo cae en la cuenta de que no existe diferencia alguna entre él y Gatsby? Fíjate lo que dice acerca de su regreso al Oeste:

Cuando regresé del Este en el otoño sentí deseos de que el mundo estuviera de uniforme y con una especie de eterna vigilancia moral; no quería más excursiones desenfrenadas con atisbos privilegiados al corazón humano. Sólo Gatsby, el hombre que presta su nombre a este libro, Gatsby, el hombre que representaba cuanto he desdeñado desde siempre, estuvo eximido de mi reacción. (1.4)

Lo que Nick dice es que no quiere lidiar con la inmoralidad de los chicos de la alta sociedad con los que se anduvo juntando. Pero excluye a Gatsby de la crítica. ¿Por qué?

Pues bien, tal vez Nick y Gatsby no sean tan distintos. Los dos quieren acceder a un mundo en el que no nacieron; los dos consiguieron su fortuna de formas no tan admirables. Sí, más bien, Gatsby contrabandeaba alcohol y Nick no; pero la familia de Nick se hizo la plata vendiendo en una ferretería y luego inventó una historia falsa acerca de tener sangre duquesa. Si hay alguna diferencia entre ellos (bueno, bueno, sacando el hecho de que el contrabando es ilegal), no sabemos bien cuál es.

Ya, en serio… ¿Quién es Nick?

¿Será un recto y honesto narrador de principios morales que nos da una clara mirada de las consecuencias que conlleva la riqueza desenfrenada? ¿O será una persona que básicamente no es de fiar, cegada por su admiración de la riqueza y el glamour y sus propios intentos fallidos de acceder al mundo de los ricos y famosos? ¿Y acaso aprendió algo de su experiencia?

No sabemos bien la respuesta a la primera pregunta, pero creemos tener una idea de cómo responder las últimas. Nick expone la obsesión de Gatsby con una fantasía: la Daisy que ama ya no existe y su intento de volver cinco años atrás lo termina matando.

Lo lógico sería que, gracias a esta lección, Nick trate de evitar volver continuamente al pasado. Pero en vez de ello, ¿qué hizo? Escribió un libro entero acerca del tema. Tal vez quiera volver al Oeste y hacer que las cosas vuelvan a ser como eran antes de su partida. Pero por desgracia para Nick, parece que nunca va a poder regresar a sus orígenes.

Advertisement
Advertisement