disney_skin
Advertisement
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Análisis

El guardián entre el centeno Ajuste

Donde ocurre todo

Preparatoria Pencey y ciudad de Nueva York, en 1948 o 1949

Comencemos con la fecha. Aunque no lo creas, la historia de Holden solo dura treinta días, desde un sábado en la tarde hasta un lunes alrededor de la 1:00 pm. Cualquier fan de la novela ya sabe cómo averiguar el año de la historia. En el capítulo cinco, cuando Holden habla acerca del guante de béisbol de Allie, dice que su hermano murió el 18 de julio de 1946, cuando Allie tenía 11 y Holden 13 años. Luego en el capítulo dos, Holden menciona que tiene 17, (en el transcurso de la historia) y que tenía 16 en la Navidad del año pasado cuando abandonó Pencey y se dedicó a vagar por la ciudad durante un tiempo. Así que el año de su escapada en la Nueva York decembrina es 1948 o bien 1949, dependiendo de 1) cuándo es el cumpleaños de Holden y 2) cuál es la fecha exacta en la que transcurre la historia. Eso hace que el Holden de 17 años que nos cuenta la historia, esté en 1949 o 1950.

¿Y cuál es la importancia de que sea 1948/1949/1950? Es una historia posterior a la Segunda Guerra Mundial. Holden habla acerca de la guerra (y el efecto que tuvo en su hermano D.B.) con aires de desapego. Menciona la bomba atómica, que lanzó EEUU en 1945, cuatro o cinco años antes de la narración de Holden. Si se quiere, se podría ver el lanzamiento de la bomba nuclear como una pérdida de la inocencia a nivel nacional.

Adicionalmente, Holden guarda algunos de los sentimientos de aislamiento y desilusión típicos de su generación. También puede que se esté rebelando en contra del conformismo creciente y el consumismo estadounidense. Así que hoy podemos entender a (y enamorarnos de) Holden. Tenemos que leer El Guardián .entre el Centeno con una perspectiva histórica.

¿Y el escenario geográfico? Vamos desde la Preparatoria Pencey –la cuna de los farsantes- hasta la ciudad de Nueva York, la cuna de los… farsantes también. Holden piensa que cambiando de lugar podrá escapar de la gente y de las actitudes que detesta, pero su aislamiento innato siempre lo acompaña.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top