© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Análisis

Patos, peces y otros animales salvajes

Holden siempre está preguntando a dónde van los patos en el invierno ¿Qué pasa con los patos? ¿Se van? ¿Se mueren por congelamiento?

En un sentido, los patos puede que simbolicen la resurrección. Siempre regresan en primavera. Pero para otros este punto es discutible, porque Holden está más preocupado por los patos muriéndose que por el retorno de éstos, y también, es diciembre, así que por entonces a nadie le importaba la primavera.

En todo caso, podemos trabajar con la mortalidad para explicar la obsesión de Holden. ¿Sabes la escena cuando Holden va a la laguna y mira los patos, y luego piensa en su propia muerte, y luego recuerda a Allie? ¡Exacto! Eso significa que todo esto está ligado.

Como un niño que ha experimentado la muerte a nivel personal más de una vez (tanto con Allie como con James Castle), Holden está plagado de pensamientos de muerte. Mientras que otros pueden encontrar consuelo en la religión (como las dos monjas, o el estudiante cuáquero que conoció en la escuela) o en la lógica romántica (como el taxista que insiste en que obviamente la madre naturaleza cuida de los peces y de los patos), Holden es un poco menos optimista.

Lo que parece molestarle tanto de la mortalidad es la desaparición. No es solo que Allie esté muerto, es que ha desaparecido bajo tierra. Cuando Holden cruza la calle y le implora a Allie que no lo deje desaparecer, está, de alguna forma, pidiéndole que no muera. Pero antes Holden expresa que quiere morirse (menciona saltar por una ventana, sus pensamientos acerca de la bomba atómica), por lo que estas escenas se contradicen. Aunque quizá tenga pensamientos suicidas en momentos de rabia y dolor, en realidad no quiere morir; de hecho le asusta increíblemente ese pensamiento (por eso suda y tiene dificultades para respirar).

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top