From 11:00PM PDT on Friday, July 1 until 5:00AM PDT on Saturday, July 2, the Shmoop engineering elves will be making tweaks and improvements to the site. That means Shmoop will be unavailable for use during that time. Thanks for your patience!
We have changed our privacy policy. In addition, we use cookies on our website for various purposes. By continuing on our website, you consent to our use of cookies. You can learn about our practices by reading our privacy policy.
© 2016 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
El señor de las moscas

El señor de las moscas

de

William Golding

Imaginería de las heridas

Desde el momento en que los niños aterrizaron en la isla, comenzamos a ver señales de destrucción. Una y otra vez nos hablan de las “cicatrices” dejadas en el escenario donde se estrelló el avión. El agua donde se bañan está “más caliente que su propia sangre”. Los niños dejan “cortes” en los árboles cuando van a explorar. Los rayos son una “cicatriz blanquiazul” y el trueno “un golpe de un látigo gigantesco” y después “una explosión sulfurosa”. Ahora, si estás tratando de responder a la gran pregunta de si los niños son violentos por naturaleza o se hicieron violentos por su entorno (la isla), puedes decir que 1) como la isla ya está tan llena de violencia (los truenos y los rayos), los niños no pueden evitar formar parte de ese salvajismo presente cuando llegaron, o 2) los niños dejan cicatrices y cortes en la tierra, lo que sugiere que ellos traen inherente la destrucción, y la isla es el Edén que ellos arruinan.

Advertisement