disney_skin
Advertisement
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Análisis

Cambio de vestuario en Hamlet

Al principio de la obra, vemos que Hamlet se viste todo de negro y su madre se molesta. Se viste así porque está de luto, la muerte de su padre no fue hace mucho. Pero Hamlet es el único que está enlutado. Su madre, se casó con Claudio como dos segundos después de que el viejo Hamlet muriera, y ahora Claudio es el rey; la feliz pareja quiere que todos se olviden del viejo Hamlet. Entonces, el atuendo negro de Hamlet lo separa de los demás, así como su dolor también lo separa de la alegría de la corte por tener un nuevo rey. (Cuando la obra es representada, la ropa negra de Hamlet en realidad sobresale, especialmente cuando el director lo coloca a un lado del escenario mientras el resto de la corte está en el centro).

Pero no le digas a Hamlet que su ropa refleja su dolor, quizá se te abalance directo a la garganta, como lo hace cuando su madre le pregunta “por qué aparenta[s] tan singular sentimiento”:

“¿Aparentar? No señora, yo no sé aparentar. Ni el color negro de este manto, ni el traje acostumbrado en solemnes lutos, ni los interrumpidos sollozos, ni en los ojos un abundante río, ni la dolorida expresión del semblante, junto con las fórmulas, los ademanes, las exterioridades de sentimiento; bastarán por sí solos, mi querida madre, para manifestar el verdadero afecto que me ocupa el ánimo”.

En otras palabras, Hamlet objeta la idea de que cualquier signo exterior (ropa, comportamiento, etc.) pueda realmente “manifestar” lo que él está sintiendo en su interior (que está podrido). El traje de “solemnes lutos” de Hamlet, dice, no puede ni comenzar a expresar su dolor.

Sin embargo, después Hamlet cambia lo que pueda “manifestar” su ropa. Luego de decidir jugar el rol de loco, ajusta su atuendo para el caso. Fíjate la descripción que hace Ofelia de Hamlet:

“Yo estaba haciendo labor en mi cuarto, cuando el Príncipe Hamlet, la ropa desceñida, sin sombrero en la cabeza, sucias las medias, sin atar, caídas hasta los pies, pálido como su camisa, las piernas trémulas, el semblante triste como si hubiera salido del infierno para anunciar horror... Se presenta delante de mí” (2.1.1).

Si asumimos que Hamlet quería parecer desaliñado para convencer a Ofelia de que se volvió loco, entonces podemos decir que Hamlet se inclina hacia la convención de que dependiendo de cómo vistas estará tu salud mental. Y funciona, porque Ofelia y Polonio se convencen de que está loco. Fíjate también que Hamlet no viste con su “manto negro” favorito, según Ofelia él está tan “pálido como su camisa”. Mmm. Ofelia hace que Hamlet parezca un fantasma, pero ¿por qué? Léete los temas de “Arte y Cultura” y “Locura” si quieres saber un poco más sobre esto.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top