Cite This Page
 
To Go
Historia de dos ciudades
Historia de dos ciudades
de Charles Dickens

Historia de dos ciudades Caracteres

Charles Darnay

Charles es un tipo que lo tiene todo. Noble francés de nacimiento, decide ser el único aristócrata en Francia con sentido de consciencia. Renuncia a su tierra (y a su herencia), se hace tutor fr...

Doctor Manette

En 1757, el Doctor Manette es un excelente doctor, con una próspera carrera, una amorosa esposa y una dulce hija. Una –traumática- semana después, cae prisionero en La Bastilla.Dieciocho años...

Ernest Defarge

Si tuviéramos que elegir un buen revolucionario, ese sería Ernest Defarge. Está harto de los excesos y la crueldad de la aristocracia: cuando el Marqués atropella a un niño, le tira a Defarge...

Jarvis Lorry

Tenemos que admitir que adoramos al Sr. Lorry. Es todo un británico de la vieja escuela, un pequeño hombre viejo, con lentecitos y todo. El Sr. Lorry vive para su banco, el Tellson’s. Digamos q...

Lucie Manette

Lucie Manette tiene el cabello dorado, ojos azules, divina en su totalidad, igual a un ángel. De hecho, actúa como un ángel. A sus dieciocho, se le pide dedicar su vida a su padre, a quien nunca...

Madame Defarge

Madame Defarge es un caso serio. Si alguien tiene el derecho de molestarse por los abusos que la aristocracia amontona sobre los plebeyos, es ella. Entre otras cosas, porque su hermana fue violada...

Señorita Pross

La Señorita Pross tiene el cabello rojo, algo alocado, de un aspecto fiero, y parece estar lista para entrar en batalla y defender a su “querida niña” (es decir, Lucie). La Señorita Pross es...

Sydney Carton

Sydney Carton es un hueso duro de roer. Tiene 25 años y es brillante: hace que uno de los hombres más tontos de Londres, el Sr. Stryver, sea uno de los abogados más prominentes de su tiempo. Tam...

El Marqués St. Evrémonde

“Era un hombre de unos sesenta años, magníficamente vestido, de modales altaneros y con rostro que más parecía una finísima careta, pues era de palidez transparente y de facciones claramente...