We have changed our privacy policy. In addition, we use cookies on our website for various purposes. By continuing on our website, you consent to our use of cookies. You can learn about our practices by reading our privacy policy.
© 2016 Shmoop University, Inc. All rights reserved.

El hombre negro

El hombre negro es un eufemismo de Satanás. Hester considera que la letra A escarlata es la marca del hombre negro, y Pearl se pregunta si el hombre negro dejó su huella en el corazón de Dimmesdale. También, nuestro narrador ama las comparaciones entre Chillingworth y Satanás. 

La invocación a Satán le sirve a nuestro narrador para plantear si los seres humanos son buenos o malos por naturaleza y si ellos verdaderamente eligen ser malos escribir sus nombres en el libro del hombre negro o "son tentados [...] a establecer un vínculo que podría redundar en la ruina de [su] alma" (4.33) o si el mal sucede por casualidad, como el romance de Hester y Dimmesdale. Sin duda, a los puritanos les gusta utilizar al hombre negro como símbolo de todo el mal y hacer que el mal esté separado de la vida humana común. Pero no estamos seguros de si Hawthorne está de acuerdo. 

Advertisement