unigo_skin
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Caracteres

Sr. y Sra. Adams

El Sr. Adams es la primera persona que elige el papelito en la lotería, por lo que tendría un sentido alfabético, pero no exageraríamos si decimos que también es porque el Sr. Adams es el Primer Hombre. Sí, La Lotería está llena de pequeñas referencias a la tradición cristiana, que estamos siempre pendientes de captar (revisa el “Análisis del personaje” de la familia Delacroix y “El taburete” en “Símbolos, imaginería y alegorías”). Recuerda que Adams (y la Sra. Adams, es decir, Eva) recuerdan la caída de la humanidad en el Génesis Bíblico.

Adam y Eva representan el puente entre ese temprano estado de gracia y la subsecuente intrusión del conocimiento. En esta historia, puedes interpretar el “temprano estado de gracia” como la naturaleza humana sin límites, que emerge en el texto como la “libertad” de los niños en el verano y el primitivismo al que le teme el viejo Warner. El gusto por el conocimiento es visto en esta historia como civilización, y hasta como la cacareada agricultura de Warner (recuerda, una de las bases del Jardín del Edén era que la comida crecía profusamente sin ser manipulada por el hombre).

No queremos ser demasiados pomposos con esto, pero es interesante que sea la familia Adams la que nos lleva a la renuncia completa de la lotería. Quizá sea un comentario de paso sobre el rol mítico de Adam y Eva en el avance de la civilización, un acto que tiene un significado ambiguo en la obra de Jackson. Por una parte, la lotería es claramente odiosa (la familia de Tess Hutchinson y los vecinos vienen todos juntos a matarla a pedradas) pero Jackson no parece tener una concepción positiva de la naturaleza humana en sus formas esenciales. Quizá más “civilización” habría significado más hipocresía, además de disfrazar la propensión de los humanos por matar a los otros. Para más información acerca de la naturaleza de la lotería, revisa “Símbolos, imaginería y alegorías”

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top