From 11:00PM PDT on Friday, July 1 until 5:00AM PDT on Saturday, July 2, the Shmoop engineering elves will be making tweaks and improvements to the site. That means Shmoop will be unavailable for use during that time. Thanks for your patience!
We have changed our privacy policy. In addition, we use cookies on our website for various purposes. By continuing on our website, you consent to our use of cookies. You can learn about our practices by reading our privacy policy.
© 2016 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
Las aventuras de Huckleberry Finn

Las aventuras de Huckleberry Finn

de

Mark Twain

Escenario en Las aventuras de Huckleberry Finn

Dónde se desenvuelve la historia

El río Mississippi, pasando por Missouri, Illinois y Arkansas, y algún momento entre las décadas de 1830 a 1840

Es importante entender el contexto del mundo de Huck para saber qué ocurre en la novela. Las Aventuras de Huckleberry Finn ocurren más o menos 20 años antes de la Guerra Civil de Estados Unidos. La esclavitud todavía era legal, común y socialmente aceptada en el sur. Por eso es que Huck lucha tanto para ayudar a Jim a escapar. Todo lo que conoce, le dice que lo que hace está mal, tanto en lo legal, lo moral, como socialmente. Suficiente como para que le den un par (quizá dos pares) de crisis morales en el camino.

El escenario geográfico se compone de pueblos de río y de la gente simple que habita en esa zona. La gente con la que se encuentra Huck, en su mayoría, no tienen educación, son supersticiosos, gentiles y hospitalarios, pero eso es solo en la novela.

Ahora, míralo en una escala más pequeña, mira como son realmente los lugares que visitan Huck y Jim. Es interesante el hecho de que ambos comienzan a moverse de forma lineal, tanto geográfica como metafóricamente. Tienen un destino singular: el Cairo. Es bastante directo, bastante recto, como lo es el deseo de Huck de liberar a Jim. Sin embargo, los dilemas morales de Huck vienen de la mano con los percances del viaje. Ambos se pierden y terminan de problema en problema, especialmente una vez que el duque y el rey entran en la trama. Claramente, su viaje –y el sendero de la novela- no son tan lineales, simples, o directos como habíamos pensado.

Advertisement