From 11:00PM PDT on Friday, July 1 until 5:00AM PDT on Saturday, July 2, the Shmoop engineering elves will be making tweaks and improvements to the site. That means Shmoop will be unavailable for use during that time. Thanks for your patience!
We have changed our privacy policy. In addition, we use cookies on our website for various purposes. By continuing on our website, you consent to our use of cookies. You can learn about our practices by reading our privacy policy.
© 2016 Shmoop University, Inc. All rights reserved.

La vela

La vela que sopla Otelo justo antes de estrangular a Desdémona, simboliza la fragilidad de su vida (la de Desdémona). Otelo hace la comparación, parado con una vela en la mano al frente de ella mientras duerme, dice “Apaga la llama y después apaga su llama” (entonces sopla la vela y después estrangula a Desdémona). También reflexiona que la diferencia entre la vida de Desdémona y la luz de una vela es que puede volver a encender la vela las veces que él quiera, pero a ella solo puede matarla una vez. “Podría extinguirte, flamígera emisaria, / y después devolverte la luz anterior / si fuese a arrepentirme”, le dice a la vela. “Mas muerta tu llama, / criatura perfecta de la naturaleza, / no sabría dónde hallar el fuego prometeico / que te diera nueva luz” (5.2.1). Tenebroso, Otelo, tenebroso.

Advertisement