la-ultima-risa-de-napoleon-y-la-conferencia-de-teheran-simbolismo.html La última risa de Napoleón y la Conferencia de Teherán en Rebelión en la granja
* Site-Outage Notice: Our engineering elves will be tweaking the Shmoop site from Monday, December 22 10:00 PM PST to Tuesday, December 23 5:00 AM PST. The site will be unavailable during this time.
Dismiss
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
Rebelión en la granja

Rebelión en la granja

de George Orwell

La última risa de Napoleón y la Conferencia de Teherán

El libro termina con una reunión entre los cerdos y los humanos vecinos. Los animales miran todo a través de la ventana de la casa mientras los cerdos explican que ha tenido que haber un gran malentendido. Ellos quieren dejarles claro a los humanos que jamás han querido incitar a la rebelión; “su único deseo, ahora y en el pasado, era vivir en paz y mantener relaciones normales con sus vecinos” (10.27, las cursivas son nuestras). En resumen, los cerdos se han deshecho de los otros animales; la rebelión ha muerto.

La reunión entre los cerdos y los humanos es una alusión a la Conferencia de Teherán, en noviembre de 1943, cuando se intentó trazar una estrategia para acabar con la Segunda Guerra Mundial. Fue una reunión de líderes de las Tres Grandes potencias aliadas, que luchaban unidas contra Hitler: Franklin Roosevelt de Estados Unidos, Winston Churchill del Reino Unido y Joseph Stalin de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (USSR, por sus siglas en inglés).

En la conferencia de Teherán, los Tres Grandes sellaron acuerdos en varias materias de gran significado para la Segunda Guerra Mundial y, después, para la Guerra Fría. Stalin, cuyos soldados en el Frente Oriental habían llevado la peor parte de la guerra contra Alemania, hizo que Churchill y Roosevelt prometieran abrir un Frente Oriental en Francia en la primavera de 1944 para, finalmente, lanzar la Operación Overlord (conocida como la Batalla de Normandía o el Día-D, Stalin les había estado rogando a los británicos y a los americanos desde 1941 abrir este frente para aliviar las presiones a sus fuerzas). Churchill y Roosevelt le aceptaron a Stalin, sin problema alguno, cambiar las fronteras de Polonia permanentemente, incorporando mucho de lo que había sido Polonia del Este a la Unión Soviética. Muchos en occidente (el gobierno polaco exiliado en Londres, entre ellos) vieron esto como una traición cobarde a los principios democráticos… y quizá, así fue. Pero era una traición que Churchill y Roosevelt vieron necesaria para ganar la guerra.

Pero también fue una traición que provocó la ira de George Orwell. Lo que la gente enfatiza a menudo cuando leen el final de Rebelión en la Granja es que los cerdos terminaron siendo exactamente igual que los humanos. La línea final dice: “Los animales asombrados, pasaron su mirada del cerdo al hombre, y del hombre al cerdo; y, nuevamente, del cerdo al hombre; pero ya era imposible distinguir quién era uno y quién era otro” (10.32).

En el prefacio de la edición Ucraniana, Orwell enfatiza esta nota de discordia al final de la novela. Aunque los animales no pueden distinguir entre hombres y cerdos, cuando los están viendo, los cerdos y los hombres están discutiendo fieramente. La razón es que se engañan unos a otros: “…tanto Napoleón como el señor Pilkington habían descubierto simultáneamente un as de espadas cada uno” (10.32).

El final de Rebelión en la Granja, el momento en que el as de espadas llega a la mesa, quizá sea tomado como un comienzo alegórico a la Guerra Fría. En ese momento, Occidente decide jugar cartas con la Unión Soviética; hacen todo para derrotar a los alemanes. Pero la alianza entre Roosevelt, Churchill y Stalin fue una boda temporal, solo por conveniencia. Al terminar la guerra, la unión se deshizo en un desastre de desconfianza mutua, lo que llevó directamente a cincuenta años de estancamiento, cincuenta años de tensión insufrible entre Rusia y Occidente, en donde cada escuela de niños en ambos países estaba aterrada por no saber qué hacer si caía una bomba nuclear cerca. Orwell, al parecer, lo vio venir mucho antes de que ocurriera.

Advertisement
Noodle's College Search
Advertisement
Advertisement
Advertisement