© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Caracteres

La nodriza

La nodriza es uno de los personajes más graciosos de la obra y uno de los más inquietantes. Ella y Julieta parecen tener una relación de cuchicheo y guerra de almohadas al comienzo de la obra. La nodriza, al igual que Fray Lorenzo, es una de las que ayuda en la relación de Julieta con Romeo. Tiene el papel de mensajera y es su idea traer a Romeo con Julieta después de ser desterrado. Pero cuando Julieta más la necesita -después de que sus padres le ordenan casarse con Paris- la nodriza la traiciona; le dice a Julieta que Romeo ha muerto, y que mejor será que se olvide de él y se case con Paris. ¿Es entonces culpable la nodriza por la muerte de Julieta? Quizá. O, como una de las producciones sutilmente sugiere, definitivamente. En esta producción, en la escena final, cuando el Príncipe dice que algunos serán castigados, cae una soga del techo y se balancea al frente de la nodriza.

Pero ¿por qué la nodriza traiciona a Julieta? Hay dos argumentos básicos. El primero es que la nodriza en realidad cree todo lo que le dice a Julieta:

“Sí, en verdad, hele aquí: Romeo está desterrado, y apostaría el mundo contra nada a que no osará jamás venir a reclamaros, y a que, si lo hace, será indispensablemente a ocultas. En vista de esto, pues que al presente la situación es tal, opino que lo mejor para vos sería casaros con el conde. ¡Oh! ¡Es un amable caballero! Romeo es un trapo a su lado. Un águila, señora, no tiene tan claros, tan vivos, tan bellos ojos como tiene Paris. ¡Pese a mi propio corazón, creo que es una dicha para vos este segundo matrimonio! Está muy por encima del primero y, prescindiendo de esto, vuestro primer marido no existe, lo que equivale a tanto como a tenerle viviente en la tierra sin que le poseáis” (3.5.5).

Si seguimos por este camino, querría decir entonces que la nodriza no entiende que el amor de Julieta por Romeo es real, y no una tontería infantil; cree que Julieta puede fácilmente seguir adelante. Si quieres juzgar su acción, podrías decir que esta actitud es monstruosa y miope. Su mente no puede comprender un amor como el de Julieta. También está la posibilidad de que la nodriza no quiera perder a Julieta en un futuro incierto con Romeo en Mantua. Quizá sea el egoísmo de la nodriza el que actúe por ella al impedir que Julieta se vaya con Romeo y se quede en Verona casándose con Paris (y de paso se lleve a la nodriza a su hipotética nueva casa). A fin de cuentas, el personaje cómico de la nodriza se vuelve un poco monstruoso cuando amenaza el amor de Julieta. Decirle que Romeo está muerto en la forma en que lo hace, es bastante perverso.

Ok, entonces esa fue idea #1, la idea #2 es un poco más suave. Quizá la nodriza sí entiende el amor de Julieta por Romeo, pero es una mujer marchita conocedora del mundo. Ella sabe lo difícil que será para una mujer sobrevivir sola en el mundo en esta época. Es importante reconocer que la nodriza intenta defender a Julieta de Lord Capuleto cuando le grita a su hija; es una movida valiente, ya que es su jefe del que hablamos. “Hacéis mal, señor, en tratarla así”, le dice la nodriza (3.5.3). En respuesta, Capuleto la ataca verbalmente (y quizá físicamente también). Entonces la nodriza simplemente se tranquiliza, lo que quizá tenga algo que ver con las palizas violentas de Capuleto. La nodriza, entonces, decide que Julieta no tiene alternativa sino casarse con Paris. En esta interpretación, los elogios de la nodriza a Paris no son sinceros, sino resignados. Sabe cuánto Julieta ama a Romeo, pero para salvarla de las desastrosas consecuencias de su matrimonio secreto, intenta hacer que su segundo matrimonio con Paris sea, al menos, aceptable.

Aparte de esta “gran pregunta”, hay varias más pequeñas para explorar en el personaje de la nodriza. La primera es la relación complicada entre la nodriza, Julieta y Lady Capuleto. La nodriza ha sido en esencia la madre de Julieta; la ha cuidado desde que era una bebé y ha estado con ella toda su vida (1.3.5). Los lazos son evidentes. Al mismo tiempo, Lady Capuleto es, técnicamente, la madre de Julieta, y está a cargo del futuro de su hija. La nodriza es también, en todo caso, la sirvienta de Julieta, lo que las separa enormemente. Eso puede complicar las cosas.

Las interacciones de la nodriza con Mercutio en el Acto 2, Escena 4 nos da una idea de su potencial cómico. Algunas actrices que interpretan el papel de la nodriza actúan completamente ofendidas y estiradas cuando Mercutio les hace insinuaciones sexuales. Lo que es más cómico aún, es cuando la nodriza se divierte con el lenguaje soez de Mercutio y su continuo coqueteo. Esto también se parece más a su personaje. La nodriza, después de todo, hace bastante chistes soeces en la obra. Aquí hay un ejemplo:

“…yo voy por otro lado en busca de una escala, por la cual vuestro amante, tan pronto como oscurezca subirá al nido de su tórtola” (2.5.9).

Aquí en realidad habla de buscar una escalera para que Romeo suba a la habitación de Julieta. Pero “subir al nido de su tórtola” es un modismo de “sexo” (o era).

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top