* Site-Outage Notice: Our engineering elves will be tweaking the Shmoop site from Monday, December 22 10:00 PM PST to Tuesday, December 23 5:00 AM PST. The site will be unavailable during this time.
Dismiss
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
Romeo y Julieta

Romeo y Julieta

de William Shakespeare

Rosalina

Rosalina es la hermosa y distante mujer por la que Romeo babea hasta que conoce el amor de su vida, Julieta. Rosalina no tiene ni una línea en la obra, nunca aparece en escena (según las instrucciones de escena), y ni siquiera está en la dramatis personae (lista de personajes). Entonces ¿por qué demonios hablamos de Rosalina en nuestro “Análisis de los personajes” cuando es bastante posible que ni siquiera exista? Bueno, quizá no nos enteremos de ella directamente, pero sí escuchamos un montón de ella a través de uno de los personajes principales de la obra, Romeo.

Rosalina y la poesía amorosa

Según Romeo, Rosalina es hermosa y está completamente fuera de su alcance; Romeo nos dice que ha renunciado a los chicos tomando un voto de castidad (1.1.13). En este sentido se asemeja a la inalcanzable “Laura”, una figura en la poesía amorosa petrarquista, muy popular en el siglo XIV, que jamás le da al poeta (Petrarca) lo que el poeta necesita.

Rosalina también se asemeja a “La Juventud” en los sonetos de Shakespeare (en los sonetos #1-17), el bardo pasa bastante tiempo intentando convencer a la Juventud, de que un hombre joven no debería rehusarse a casarse y tener hijos; que sí debería tenerlos para “bendecir” al mundo con un montón de hermosos niños). En Soneto #4, por ejemplo, Shakespeare escribe que si el hermoso hombre muere sin tener hijos, su “belleza sin uso irá a la tumba”. Compara esto con las quejas de Romeo por el voto de castidad de Rosalina:

“¡Oh! Ella es rica en belleza, pobre únicamente porque al morir mueren con ella sus encantos” (1.1.12).

La antítesis de Julieta

La distancia de Rosalina y su compromiso a permanecer “casta” la convierte en una excelente antítesis de Julieta, quien es bastante receptiva a la pasión de Romeo y no reniega de su deseo sexual (Julieta sí tiene un papel en la obra, aparece y habla, y es un personaje completamente desarrollado).

A través de los años, los directores han hecho elecciones interesantes al trabajar con los personajes de Rosalina y Julieta para jugar con las diferencias entre las dos mujeres. En la adaptación cinematográfica de Zeffirelli (1968) de Romeo y Julieta, Rosalina es una encantadora pero rígida chica, y al menos diez años mayor que Romeo. La Julieta de Zeffirelli, en contraste, es una joven, bella, vivaz y traviesa chica que no le puede quitar las manos de encima a Romeo.

Advertisement
Noodle's College Search
Advertisement
Advertisement
Advertisement