Guía de estudio

Como agua para chocolate Los fósforos

De Laura Esquivel

Los fósforos cumplen un papel mucho más importante que el de encender una vela en Como agua para chocolate. Cuando Tita finalmente se escapa del yugo de Mamá Elena, se va a vivir con John, a quien observa hacer fósforos.

Bien, ¿y qué significa eso además de que el tipo es fanático de las ciencias? Da pie a la metáfora: Según su abuela, Luz del Amanecer, cada persona tiene una caja de fósforos dentro de sí que debe encenderse.

Tita teme que sus fósforos no solo se hayan humedecido sino también empapado por su difícil pasado. Pero John, siempre un gran porrista, cree lo opuesto y la anima a alejarse de aquellos que tratan de apagar su alma (suponemos que se refiere a la mamita querida).

El secreto es que Tita descubra quién es capaz de encender su llama. ¿Es Pedro? ¿El Dr. Brown? ¿Jim Morrison? Solo el tiempo lo dirá y más tarde John le regala una caja de fósforos. No es exactamente rosas ni chocolate, pero la intención es lo que vale, ¿no?

× Close Ad