Guía de estudio

Criadas y señoras Matar un ruiseñor y Boo Radley

De Kathryn Stockett

 

Matar un ruiseñor, la novela clásica de Harper Lee sobre un hombre negro falsamente acusado de violar a una mujer blanca en una ciudad sureña de los años 1930, se publicó en 1960, dos años antes de que comenzara Criadas y señoras a fines de 1962. Esencialmente en esta novela, leer Matar un ruiseñor es sinónimo de que un personaje es de los buenos. Skeeter la termina mientras se desencrespa el pelo con la Shinalator y se arregla para su primera cita con Stuart. A petición de Aibileen, Skeeter le consigue una copia del libro de la biblioteca. Minny se da cuenta de que Johnny Foote también lo lee y admira ese hecho, ya que es un libro en donde se representan a los negros, cosa poco común en aquel tiempo y lugar.

Kathryn Stockett definitivamente está rindiendo homenaje y dándole crédito a la obra de Lee por influenciarla y preparar el terreno para ella y muchos otros escritores.

Interesantemente, Skeeter se identifica en específico con Boo Radley, un personaje de Matar un ruiseñor. Luego de que la despiden como editora del boletín de la Liga de Damas de Jackson, molesta, da vueltas en su carro. Sabe que la despidieron porque se le sospecha de estar a favor de la integración racial y porque decoró el patio de la presidenta de la Liga de Damas, Hilly Holbrook, con inodoros. Piensa: "Me he convertido en una de esas personas que deambulan por la noche en su coche. Dios, soy la Boo Radley de la ciudad, como en Matar un ruiseñor" (27.101).

Boo Radley es un personaje misterioso en Matar un ruiseñor que se queda en su casa todo el tiempo y es objeto de fascinación temerosa para los jóvenes de Maycomb, Alabama. Scout Finch, la narradora de Matar un ruiseñor, relata un poco del trasfondo de Boo (el cual escuchó de tercera o cuarta mano) a los lectores temprano en la novela.

Aquí está la versión breve e informal (o consulta el resumen de la trama de Shmoop para conocer la versión más larga y sustanciosa, como quieras): Aparentemente cuando Boo era adolescente pasaba el tiempo con los chicos locos, actuando salvaje, bebiendo y todo eso. Una noche, junto a otros chicos, se resistieron al arresto y se presentaron cargos. Al padre de Boo le dio tanta vergüenza que se llevó a Boo a su casa y, en esencia, castigó a su hijo permanentemente, por quince años y una eternidad… Según el rumor, Boo también le apuñaló la pierna con tijeras a su padre. Hum.

Entonces, ¿cómo se vincula esto con Skeeter? (No, no lo de las tijeras). Lo que le pasa a Boo tal vez sea el mayor temor de Skeeter de lo que le pueda pasar. Podría ser rechazada por sus acciones inaceptables (revelar secretos). Podría terminar de alguna forma viviendo permanentemente en casa, alejada del mundo exterior, dirigiendo como loca objetos punzantes hacia la gente. Boo, en esencia, es símbolo del solitario consumado.

Al igual que Skeeter, Boo traspasa la línea de lo que es comportamiento aceptable para un persona en su sociedad sureña y en su familia, pero paga por sus actos (los cuales no necesariamente eran nobles, pero tampoco tan horribles) con su libertad. Skeeter, por el contrario, abandona el pueblo antes de que algo malo le pase. Interesantemente, aun después de la muerte de su padre, Boo se queda en la casa.

Es interesante que Skeeter se identifique con Boo, en lugar de con el padre de Scout, Atticus Finch, un tremendo abogado, o con Scout misma. Como Skeeter, Atticus trata de defender a los negros de las injusticias de la sociedad sureña, aun cuando lo pone a él y a su familia en riesgo. Scout aprende a valorar y a respetar a los afroamericanos mediante la negra que la cuida, Calpurnia. Entonces, ¿por qué Skeeter se identifica más con Boo?

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...