Guía de estudio

De ratones y hombres Curley

De John Steinbeck

Curley es el hijo del dueño del rancho, así que es muy arrogante; aunque no sabemos muy bien de qué se jacta ya que es bastante pequeño de estatura. Fue boxeador de peso ligero, y le cuesta aceptar que eso quedó en el pasado: busca peleas en el rancho con otros hombres más grandes (y mejores) solo para mostrar de lo que es capaz.

Complejo de Napoleón

Candy lo explica por nosotros:

Well . . . tell you what. Curley's like a lot of little guys. He hates big guys. He's alla time picking scraps with big guys. Kind of like he's mad at 'em because he ain't a big guy. You seen little guys like that, ain't you? Always scrappy? (2.91)

Dejando de lado los estereotipos, lo que vemos aquí es otro personaje que, al igual que Lennie, la esposa de Curley y Crooks, se define por su apariencia. Lennie es grande y, por lo tanto, tonto; la esposa de Curley es una mujer, por lo tanto de poca confianza; Crooks es negro, por lo tanto inferior; Curley es pequeño y, por lo tanto, "incompleto" (scrappy).

El hecho de que su mujer atraiga todas las miradas no lo ayuda: se casó con una mujer a la que quiere controlar pero no puede. Mientras alardea sobre sus proezas sexuales delante de otros, se preocupa constantemente porque no sabe dónde está su esposa. Esto nos demuestra que, para Curley, el poder sexual es su manera de mostrar su masculinidad. En otras palabras, el tamaño no lo es todo.

Por desgracia, para Curley sí lo es. Está claro que no tiene una gran potencia sexual, por eso demuestra su fuerza de otras maneras. Por ejemplo, molestando al débil y tonto de Lennie. Y además creó un sistema para hacerlo. Candy lo explica:

"S'pose Curley jumps a big guy an' licks him. Ever'body says what a game guy Curley is. And s'pose he does the same thing and gets licked. Then ever'body says the big guy oughtta pick on somebody his own size, and maybe they gang up on the big guy. Never did seem right to me. Seem like Curley ain't givin' nobody a chance" (2.93).

En otras palabras, Curley gana, aun cuando pierde, salvo al final, cuando George mata a Lennie. Uno podría pensar que Curley está desorientado por la muerte de su esposa. Pero esa muerte le permite castigar al asesino: no hay nada más masculino que eso. Al matar a Lennie, George le arrebata a Curley el control de la situación. Y la mejor parte s que Curley ni siquiera se da cuenta.

× Close Ad