Guía de estudio

El hombre invisible Pinturas libertad

De Ralph Ellison

El primer empleo del narrador es en una patriótica empresa de pinturas reconocida por su color de pintura "blanco óptico". ¡Uuuuh, uuuuh! ¡Uuuuh, uuuuh! ¡Alerta de simbolismo! Cuando una novela que trata explícitamente sobre los males que se llevan a cabo en nombre del racismo menciona pintura blanca, pues bueno, ya te imaginas que la cosa se pondrá bastante simbólica.

De todos modos, para poder crear este blanco puro (esto es interesante), el narrador debe agregar diez gotas de tinta negra en cada barril:

Ahora, echa diez gotas a la pintura. Así, eso es... No tan aprisa. Así... Diez gotas, ni una más ni una menos.

Despacio fui echando las gotas que, al caer en la superficie de la pintura, parecieron más negras aún, quedándose momentáneamente fijas allí, para luego comenzar a ensancharse. (10.48–10.49)

¿Podría esto tener algo que ver con las relaciones entre negros y blancos en Estados Unidos? Creemos que sí.

Creemos que esta compañía de pintura demuestra la necesidad de la contribución negra a un Estados Unidos blanco. Aunque mucha gente en El hombre invisible cree que Estados Unidos es un país de blancos; Estados Unidos no sería Estados Unidos sin la contribución de la población negra.

Si lo abordamos desde otro ángulo, el nombre Pinturas Libertad es irónico, ya que implica libertad para todos; algo que claramente el narrador no vive a lo largo de toda esta historia.

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...