Guía de estudio

Grandes esperanzas La señorita Havisham

De Charles Dickens

Las grandes esperanzas de Pip se van por la borda y se convierte en un hombre mejor. Las esperanzas de la señorita Havisham se arruinan y se convierte en una dama inmensamente adinerada y triste que se niega a sacarse su deteriorado y andrajoso traje de boda (7.80), o a contratar a un servicio de limpieza.

Hablemos de afrontar problemas.

Aquí está la historia la señorita Havisham según Herbert Pocket: ella era la mimada hija única de un adinerado caballero de campo cervecero, hasta que su padre se casa con una cocinera (¡qué barbaridad!) y tiene otro hijo, un varón, quien por algún motivo detesta a la señorita Havisham y se confabula con un convicto llamado Compeyson para robarle su fortuna y luego dejarla plantada en el altar el día de su boda.

Uf. Esa sí es una oración larga.

En fin, el punto es que la señorita Havisham pierde su fortuna y su novio/prometido, y decide vengarse de todo el género masculino. Lo cual tiene sentido. (No). Entonces, ella adopta una niña pequeña y la educa con un propósito: romper corazones, empezando con el de Pip.

La señorita Havisham no deja en paz a Pip, lo hace jugar con Estella, incluso cuando Estella obviamente lo detesta, y luego, cuando Pip está creciendo, diciéndole ávidamente que ella se está educando para ser una dama; muy fuera del alcance; más linda que nunca; admirada por todo aquél que la ve. ¿Sientes que la has perdido? (15.69). Y cuando finalmente Pip se convierte en un adulto, la señorita Havisham realmente se ensaña con él:

Love her, love her, love her! If she favours you, love her. If she wounds you, love her. If she tears your heart to pieces—and as it gets older and stronger, it will tear deeper—love her, love her, love her! (29.85)

Bueno, entonces, obviamente la señorita Havisham es un poco (muy) loca. Pero ¿por qué se obsesiona tanto por asegurarse de que Pip quiera a Estella? ¿Es solamente para romperle el corazón? Y de ser así, ¿Por qué? Pip no lo entiende. Siendo Pip, decide llevarlo por el lado más positivo diciendo que él está seguro de que ella no se da cuenta [...] de la gravedad de lo que ha hecho (44.43). Ella solamente estaba tratando de sanar su corazón partido de la única forma que puede.

Dile sí al vestido

La cosa que más atrae nuestro interés de tipo Shmoop es que la situación de la señorita Havisham es muy parecida a la de Pip: ella perdió su fortuna y a ese alguien especial. Pero Pip logra volverse una mejor persona por eso. La señorita Havisham simplemente se vuelve loca y arruina la vida de más personas. La pregunta es ¿por qué? ¿Es una mala persona porque creció mimada y adinerada? ¿O es un problema del género? (Adelanto: creemos que sí.)

Después de todo, la señorita Havisham no puede exactamente irse a El Cairo y convertirse en una socia de una empresa de embarcaciones. Jóvenes mujeres solteras no podían hacer cosas como esa en el siglo diecinueve. Sus opciones eran el matrimonio o, bueno, el matrimonio. Y como ella era una dama, no podía irse a trabajar como Biddy —era inimaginable que la hija adinerada (o alguna vez adinerada) de un caballero hiciera algo excepto, tal vez, convertirse en la gobernadora o la compañera de otra dama adinerada e incluso eso sería raro. ¿Tenía la señorita Havisham realmente otra opción?

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...