Guía de estudio

Jane Eyre Bertha Mason

De Charlotte Brontë

Bertha Mason: ¿es ella la esposa maltratada o simplemente "la loca del desván"?

La herencia familiar de Bertha es compleja y la pone en una posición difícil. Ella es mitad criolla y mitad inglesa, criada en Jamaica entre la mitad aristocrática británica de su familia, y ya desde ahí no siendo parte ni de un mundo ni del otro.

Ella también sufre de locura congénita (léase: la locura corre en su familia). Rochester afirma que ella era alcohólica y promiscua, y que sus excesos hicieron que se volviera loca cuando era joven, pero él no es exactamente un testigo objetivo.

Es claro que ella y Rochester realmente nunca se llevan bien y que en realidad nunca se llegaron a conocer antes de casarse. En ese sentido, ambos fueron engañados por sus familias. Eran jóvenes y tontos, y ninguno de ellos realmente pensó en tomarse las cosas con calma y pensar antes de dar sus votos matrimoniales. Como resultado de todo esto, Bertha pasa la mayor parte de su vida adulta encerrada en un cuarto: unos años en un cuarto en Jamaica y diez años en el desván en Thornfield.

No se tú, pero nosotros también odiaríamos a la persona que nos hizo eso.

Sin embargo, la reacción piromaniaca y homicida de Bertha ese en realidad un poco extrema. El hecho de arrastrarse a gatas haciendo ruidos de animales y riendo de manera escalofriante también sugiere que el hilo de su sanidad había sido cortado hacía rato. Sin embargo, ella es todavía perceptiva de algunas maneras: se da cuenta de que Rochester y Jane van a casarse, y también se muestra a Jane destruyendo su velo de novia, tal vez tratando de disuadirla con gentileza o al menos darle una señal de que su matrimonio con Rochester no iba a funcionar.

Ah. Y también es, digamos, un tanto descuidada:

-¿Cómo era?

-Me pareció horrible. Nunca he visto cara como aquella: una cara descolorida, espantosa. Quisiera poder olvidar aquel desorbitado movimiento de sus ojos inyectados en sangre, y sus facciones hinchadas como si fuesen a estallar.

-Los fantasmas son pálidos, por regla general.

-Pues éste no lo era. Tenía los labios protuberantes y amoratados, arrugado el entrecejo, los párpados muy abiertos sobre sus ojos enrojecidos. ¿Sabe lo que me recordaba?

-¿El qué?

-La aparición de las leyendas germanas: el vampiro... (2.10.73-81)

Por supuesto que Jane no solamente está señalando el (supuestamente escalofriante) desorbitado movimiento de los ojos inyectados de sangre y las cejas levantadas de manera dramática de Bertha. A ella la aterroriza problemáticamente el color oscuro de la piel de Bertha.

"La loca en el desván"

Bertha se ha vuelto especialmente famosa en la crítica literaria porque su situación le dio el título y la teoría central a un libro de crítica feminista de 1979, de Sandra Gilbert y Susan GubarLa loca del desván: escritoras y la imaginación literaria del sigo XIX. Básicamente, la idea es que la mujer intensamente ponderosa, apasionada y talentosa considerada por el mundo como loca y con necesidad de encierro representa a las escritora del siglo diecinueve cuyas habilidades amenazaban a la red literaria dominada por escritores hombres.

Obviamente, esto tiene muchas implicaciones interesantes para Bertha como personaje, para Charlotte Brontë como autora y para la "Autobiografía" de Jane Eyre.

En el caso de Bertha, no es necesario saber mucho acerca del mundo de la publicación en la era victoriana para entender que mantener encerrada en el piso de arriba a una mujer capaz de incendiar tu casa siendo, por ende, una posible amenaza para tu vida es, bueno, un poco simbólico ¿tal vez? ¿Algo así como un esqueleto en el closet? Excepto que el esqueleto puede prender fuego a las cosas. De hecho, Bertha es un personaje tan intensamente poderoso que incluso siendo prisionera en una remota casa de campo al otro lado del océano de su casa, sin amigos ni familiares ni recursos, ¡todo el mundo tiembla de pies a cabeza cuando ella se escapa!

Para Charlotte Brontë, Bertha parece convertirse en una especie de álter ego. Bertha es rechazada por un hombre que tenía que amarla; Charlotte se enamora de un hombre inalcanzable (Constantin Heger).

Bertha permanece como prisionera en una casa solitaria en los páramos ingleses; Charlotte viajó un poco, pero pasó la mayor parte de su vida encerrada en la casa de su padre en Yorkshire, lejos de cualquier tipo de contacto con la cultura de la gran ciudad. Bertha solamente puede enseñar sus poderes al mundo en lo que parece ser formas de locura y destrucción; las mujeres novelistas eran comunes pero sus trabajos eran a menudo considerados ridículos y sus habilidades consideradas inferiores a las de los hombres. Las similitudes son demasiado fuertes para ser ignoradas, y tal vez Bertha hace un doble trabajo al representar las restricciones que Charlotte sentía y al convertirse en la realización del deseo de Charlotte de destruir esas restricciones para inspirar miedo y asombro.

Por supuesto, aquí hay otra escritora aparte de Charlotte Brontë: está la propia Jane Eyre, quien narra toda esta novela y la describe como su "autobiografía". ¿Podría Bertha representar a Jane si ella también es la antagonista de Jane? ¡Claro que sí! Nunca somos tan parecidos a alguien como cuando lo consideramos nuestro enemigo mortal.

Piensa en esto: Bertha está encerrada en un cuarto por diez años y se vuelve loca "como un animal salvaje"; Jane es encerrada el cuarto rojo por cinco minutos y se vuelve como loca, "como una gata loca". Bertha se escabulle de Thornfield por la noche para frustrar los planes de Rochester y casarse por segunda vez; Jane se escabulle de Thornfield por la noche para frustrar los planes de Rochester y usarla para cometer bigamia. Bertha está supuestamente loca; Jane escucha voces.

Así que aquí está la cosa: si Jane y Bertha son en realidad muy parecidas, y si la locura piromaniaca de Bertha representa el potencial incendiario de una escritora contando su historia, entonces es muy posible que Jane termine como Bertha pero que esa Jane simplemente tenga la buena suerte de ser un poco más deseable para Rochester y por lo tanto no termina como Bertha.

Todo es cuestión de perspectiva

Como ya te habrás dado cuenta, todo lo que sabemos de Bertha en Jane Eyre lo hacemos a través de Rochester porque él cuenta la historia de ella a las personas que están a su alrededor. Lo único que sabemos "con certeza" (porque nosotros, como lectores, lo hemos visto) es que Bertha es violenta hacia Rochester y su hermano, que se encuentra extremadamente perturbada de alguna manera si no es que está ya loca y que permanece encerrada en el desván.

Considerando las ideas moralistas de Rochester, nos parece justo sugerir que realmente no podemos juzgar a Bertha sin saber su lado de la historia, el cual no tenemos en Jane Eyre. Para abordar esta incógnita, en 1966 Jean Rhys explora lo que podría ser la perspectiva de Bertha en una novela llamada Ancho mar de los Sargazos. A pesar de que no necesariamente tiene sentido usar esa novela en una composición que es simplemente acerca de lo que está pasando en el texto de Jane Eyre, es fascinante volverse a imaginar la situación que nos hace pensar más profundamente acerca de las cuestiones de raza y desigualdad que se encuentran en juego aquí. ¡Te la recomendamos!

× Close Ad