Guía de estudio

Libros en La ladrona de libros

De Markus Zusak

Gran parte del simbolismo de la novela deriva de los libros que allí aparecen. Échale un vistazo a la sección "Character Analysis" de Liesel para obtener más información acerca de cómo estos libros hablan de la joven en forma simbólica y de cómo el robo de libros funciona como un símbolo de resistencia contra el régimen nazi.

La escena de la quema de libros es importante para Liesel; pero, simbólicamente, va más allá de su historia. En primer lugar, es un símbolo de la innumerable cantidad de libros que arden en la Alemania nazi. Quizás resulta un poco reduccionista llamar a estos eventos "hogueras de libros". Tal como lo indica la novela, en estas hogueras no solo se quemaban libros, sino también obras de arte, panfletos o cualquier objeto cuyo autor fuese judío o hablase en favor de esta población.

Estas quemas no tienen por objeto acabar con un autor o una idea en particular, sino con el cuerpo colectivo de trabajo creativo e intelectual de un amplio sector. Esta quema va más allá de la censura o la protesta y va, sin duda, más allá de los libros. Para los nazis, los libros judíos simbolizan a las personas judías. En consecuencia, la destrucción de estos libros simboliza el cumplimiento de su objetivo: la destrucción de este pueblo. Durante esta época son famosos los crematorios (las cámaras en las cuales se incineraba a los judíos). La quema de libros en la novela nos recuerda a dichos crematorios y hace que no nos sintamos tan a gusto con la historia. También nos recuerda que las técnicas de propaganda nazi incluían la destrucción de información, así como su difusión.

× Close Ad