Guía de estudio

Resumen de La ladrona de libros

De Markus Zusak

Cómo se desenvuelve la historia

La ladrona de libros está narrada por Muerte, que nos cuenta la historia de Liesel Meminger. Es enero de 1939 y Liesel, que tiene diez años de edad, viaja en tren con su madre y su pequeño hermano, Werner. Están viajando a la pequeña ciudad de Molching, a las afueras de Múnich, Alemania, a vivir con sus padres adoptivos, Hans y Rosa Hubermann. Werner fallece en el tren por causas desconocidas relacionadas con la pobreza, el hambre, el frío y la falta de atención médica. Antes de llegar a Molching, Liesel asiste al entierro de su hermano en un cementerio cubierto de nieve. Ella roba el Manual del Sepulturero del cementerio, después de que este libro cae del abrigo de un joven que trabaja allí. El problema es que Liesel no sabe leer.

Ella se resiste a entrar en la casa de los Hubermann en la calle Himmel, pero es alentada por su padre adoptivo, Hans, quien le agrada de inmediato. Sin embargo, no está segura acerca de sus sentimientos por Rosa. Liesel empieza la escuela, pero sufre porque todavía no sabe leer. También conoce a Rudy Steiner, quien pronto se convierte en su mejor amigo y compañero de robo de libros y comida.

Una noche, luego de la habitual pesadilla de Liesel en la que ve a su hermano muerto en el tren, Hans encuentra el Manual del sepulturero oculto en el colchón. Esto es lo que lo inspira para comenzar a enseñarle a leer. Cuando Liesel aprende a escribir, comienza a redactar cartas para su madre, pero no obtiene respuesta. Finalmente, nos enteramos de que su madre ha desaparecido.

Liesel por fin entiende lo que significa vivir en la Alemania nazi cuando se organiza una quema de libros para celebrar el cumpleaños de Adolf Hitler el 20 de abril de 1940. Esta quema le resulta fascinante y, al mismo tiempo, inquietante. Ahora que puede leer y escribir, Liesel comprende el valor de los libros y de las palabras. Cuando oye a un portavoz nazi clamar por la muerte de comunistas y judíos, una luz se apaga en ella. Lo único que sabe sobre su padre es que ha sido acusado de comunista. En ese momento se da cuenta de que es probable que Hitler esté detrás de la desaparición de su padre, la muerte de su hermano y la desaparición de su madre.

Cuando Hans le confirma sus sospechas luego de la quema de libros, Hitler se convierte en el enemigo acérrimo de Liesel. Este es un problema peligroso para una joven de la Alemania nazi. Hans le advierte que no exprese sus opiniones anti-Hitler en público. Este conflicto impulsa a Liesel a robar su segundo libro, El Hombre que se encogía de hombros, de la pila ardiente.

Resulta que Erik Vandenburg, un judío, fue quien salvó la vida de Hans durante la Primera Guerra Mundial y dio su vida en el proceso. Después de la guerra, Hans visitó a la viuda y al hijo de Erik. Ahora, ese hijo tiene veintidós años y está escondiéndose de los nazis. Su nombre es Max, y Hans es su última esperanza para sobrevivir. Al enterarse de su situación, Hans colabora en la organización del viaje de Max a la calle Himmel. Cuando llega el joven hambriento y agotado, Hans y Rosa lo esconden en su casa. Al principio, Liesel no sabe qué pensar acerca de Max, pero pronto se convierten en amigos. Al mismo tiempo, la llegada de Max y su sufrimiento producen un cambio positivo en Rosa. Liesel se sorprende al ver su valentía y su ternura.

Ocultar a un judío en tu casa durante la Segunda Guerra Mundial era una de las cosas más aterradoras y valientes que podía hacer un alemán. Esto significaba un estado constante de paranoia entre todos los involucrados. Para Max, sin embargo, esto se traduce en un sentimiento de profunda culpa por poner en riesgo la vida de los que ha aprendido a amar. Pero sobre todo, significa un lazo de amistad con los Hubermann. Sin duda, una amistad complicada.

Liesel también entabla una especie de amistad con la esposa del alcalde, Ilsa Hermann. Ilsa ve a Liesel robar el libro El hombre que se encogía de hombros. Además, le paga a Rosa por lavar su ropa. Cuando Liesel visita la casa de Ilsa por los pedidos de lavandería, la mujer invita a la pequeña a leer en la biblioteca. Pero cuando Ilsa deja de utilizar el servicio de lavado de Rosa, Liesel comienza a robarle libros, aunque a Ilsa no parece importarle.

Todo cambia en octubre de 1942, cuando "El desfile de judíos" (55.4) pasa por Molching de camino al campo de concentración más próximo: Dachau. Hans siente la necesidad de ofrecerle a uno de los prisioneros judíos un pedazo de pan y es azotado junto con el prisionero por un guardia nazi. Ahora Hans teme que los nazis inspeccionen su casa y encuentren a Max. Es por eso que Hans decide sacarlo de allí esa misma noche. Sin embargo, los nazis no inspeccionan su casa y Hans se reprocha su error, esperando ser castigado por ello.

Un día, Liesel ve a la Gestapo (la policía secreta nazi) en la calle Himmel y Hans piensa que vienen por él. De hecho, vienen por Rudy, quien demuestra ser un gran estudiante y atleta. La Gestapo quiere llevar a Rudy a una escuela especial de formación. Sus padres protestan y llegan a un acuerdo. Rudy puede permanecer en casa, pero su padre, Alex Steiner, debe marcharse para incorporarse al ejército. Casi al mismo tiempo, Hans también es reclutado como castigo por haberle dado pan al hombre judío.

Sin la presencia de Hans y de Max, Liesel se esfuerza por salir adelante. Ella le lee a los residentes de la calle Himmel en el refugio antiaéreo durante el bombardeo, roba con Rudy y ayuda a Rosa. Una noche, Rosa le muestra a Liesel el libro que Max dejó para ella, un libro escrito sobre páginas del libro de Adolf Hitler Mein Kampf. Se llama El árbol de las palabras, y en él se narra una historia con el mismo nombre.

En febrero de 1943, justo después del decimocuarto cumpleaños de Liesel, Liesel y Rosa se enteran de que Hans volverá a casa. El motivo de su regreso es un accidente en camión en el que acaba con la pierna rota. Es por eso que su sargento decide transferirlo de nuevo a Múnich.

En agosto de 1943, Liesel ve a Max otra vez. Él marcha de Molching a Dachau. Liesel camina con él en la procesión. Allí ella se entera de que fue capturado unos seis meses atrás; es decir, cinco meses después de dejar la casa de la calle Himmel. Los guardias nazis no ven con buenos ojos el valiente accionar de Liesel, por lo que los azotan a Max y a ella. Rudy evita que Liesel siga a Max y, gracias a esto, quizás le salva la vida.

Poco después, Liesel decide abandonar los libros y deja de visitar la biblioteca de Ilsa Herman. Ilsa le obsequia un libro en blanco y Liesel comienza a redactar la historia de su vida, llamada La ladrona de libros. Escribe en el sótano y se encuentra haciéndolo cuando la calle Himmel es bombardeada. Todos sus seres queridos mueren mientras duermen. Desesperada ante semejante catástrofe, Liesel deja caer su libro, que pronto es recogido por Muerte. Dado que Liesel no tiene a nadie más, la policía decide hacerse cargo de ella. Sin embargo, su destino parece incierto. Pronto Ilsa Hermann aparece en escena y decide llevarla a vivir a su casa por un tiempo. Alex Steiner regresa a casa tiempo después y Liesel pasa tiempo con él.

Cuando la novela está llegando a su fin, nos enteramos de que Liesel fallece luego de haber vivido una vida feliz junto a su marido, hijos y nietos. También nos enteramos de que Max ha logrado sobrevivir al campo de concentración y de que ella y Liesel se reencuentran al final de la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, no sabemos qué ocurrió luego con Max. Al final de la novela, Muerte le devuelve a Liesel su libro, La ladrona de libros y, a cambio, se lleva su alma.

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...