Guía de estudio

Los viajes de Gulliver El país de los houyhnhnms

De Jonathan Swift

Al igual que Brobdingnag, el país de los houyhnhnms (pronunciado "whinim") está del todo separado de otras naciones: nadie en el país de los houyhnhnms ha visitado otro país nunca. Este tipo de aislamiento parece ser bueno para producir sociedades en cierto modo virtuosas. Después de todo, el problema principal que Gulliver ve en Liliput y Laputa, su tendencia a luchar y a conquistar a otros pueblos, no es posible en Brobdingnag y el país de los houyhnhnms, donde no hay otros pueblos disponibles a la mano para conquistar. Al mismo tiempo, hay dos tipos de persona distintos en el país de los houyhnhnms, y son las diferencias entre estos dos lo que conforma la parte final de la sátira de Los viajes de Gulliver.

Gulliver llega al país de los houyhnhnms por casualidad. Luego de una muy corta estadía en Inglaterra, Gulliver se convierte en capitán de su propio barco. Parte hacia los mares del sur, cuando de pronto sus hombres se rebelan en su contra y lo encierran en su propia cabina. Al final, lo abandonan en una isla: el país de los houyhnhnms.

Cuando Gulliver empieza a explorar esta isla, se encuentra con una manada de animales deformes con pelo en la cabeza y que cubre sus genitales, pero deja el resto del cuerpo desnudo. Parecen ágiles, pero también tienden permanecer mucho tiempo sentados. Las hembras no tienen pelo en la cara, ni las barbas de cabra de los machos, y sus pechos ("ubres" 4.1.4) cuelgan casi hasta el suelo. Estas criaturas son violentas y asustadizas. Cuando Gulliver le pega a una de ellas con la parte plana de la espada, otras muchas lo rodean y le lanzan heces hasta que siente que morirá asfixiado entre el excremento.

Justo cuando Gulliver cree que se ahogará en la suciedad, un habitante de la isla viene a su rescate: un amable caballo gris de apariencia gentil que parece asustar a esos animales tan horribles. El caballo parece fascinado por Gulliver y en particular por su ropa. Cuando Gulliver lo oye hablar con otro caballo, se da cuenta de que los relinchos (de donde proviene la palabra "houyhnhnm") del caballo, poco a poco van cobrando sentido. El caballo no deja de decir la palabra "yahoo" y señalar hacia a Gulliver.

El caballo gris lleva a Gulliver a su casa, a una especie de establo donde mantiene encadenadas a un muro y rodeadas de pedazos de carne cruda de burro a un grupo de las repugnantes bestias de la escena anterior. De pronto, Gulliver se da cuenta de la horrible realidad: las criaturas grotescas, violentas, salvajes, cobardes, peludas y a la vez desnudas, son en realidad seres humanos como él. Estos caballos, las criaturas sensatas de esta isla, llaman a los humanos "yahoos" y los mantienen atados con una correa ceñida porque de lo contrario se portan mal.

Esta lenta introducción a los yahoos (humanos repugnantes) y los houyhnhnms (caballos hermosos e inteligentes) hace que la humanidad sea desconocida y horrible para el lector. De la misma manera que el orden de Liliput y Blefuscu hace que los problemas y guerras de Gran Bretaña y Francia parezcan tontos e insignificantes, este momento de falta de reconocimiento que Gulliver experimenta con los yahoos, hace que de repente la humanidad parezca ajena y repulsiva.

El país de los houyhnhnms es el único lugar de todas las islas que visita Gulliver donde le gustaría quedarse. Pero por desgracia se tiene que ir: los houyhnhnms tienen una asamblea para toda la isla cada cuatro años durante la cual discuten asuntos importantes. Resulta que Gulliver es un asunto importante en esa asamblea. Los houyhnhnms llegan a la conclusión de que, al ser un yahoo superior, Gulliver podría un día convencer a los otros yahoos de organizarse y levantarse contra los houyhnhnms. Deciden que es demasiado peligroso para tenerlo entre ellos y lo expulsan del país. Gulliver se ve forzado a fabricar su propio bote y navegar a una isla cercana.

Los houyhnhnms

Ahora, veamos más de cerca a los houyhnhnms. Nos encantan porque, bueno, porque son caballos. ¿A quién no le gustan los caballos? Pero pareciera que Gulliver los idolatra y vale la pena hablar de las razones. Comentemos sobre algunas de las características que Gulliver señala: en el idioma de los houyhnhnms no existen palabras para ninguna de las cosas malas que nosotros los humanos hacemos, como mentira, poder, avaricia o envidia. De hecho, Gulliver tiene mucha dificultad para explicar la naturaleza humana a su amigo, el caballo amo, porque siempre tiene que buscar otras maneras de explicar las cosas para las que no existe el concepto en la mente del caballo amo. El mejor ejemplo de este tipo de explicaciones es "la cosa que no era" (4.5.6), una frase que el caballo amo usa para acercarse tanto como puede a decir "mentira" en el idioma de los houyhnhnms.

Los houyhnhnms no necesitan leyes ni una clase especial de abogados porque los rige por completo la razón. Romper las reglas no es racional, así que no necesitan explicar al detalle los códigos de conducta. Es como una versión perfeccionada de la regla de los brobdingnagianos de que las leyes deben tener menos de veintidós palabras: los houyhnhnms no necesitan limitar la longitud de sus leyes porque ni siquiera las necesitan. Todos están de acuerdo en hacer lo correcto.

El hecho que los houyhnhnms estén de acuerdo acerca de la ley es otra cosa que a Gulliver le encanta de ellos: no entienden de opiniones ni de facciones. Para formar una opinión, hay que especular acerca de algo que no se puede saber con seguridad. Los houyhnhnms aceptan los hechos. Lo que no sea un hecho no se puede debatir porque, por definición, no es posible saber la respuesta correcta. No tiene sentido discutir acerca de algo que no es posible responder de manera correcta. Este es el motivo por el que los houyhnhnms no tienen leyes.

Como habrás adivinado, así como los houyhnhnms no tienen discusiones o diferencias de opinión, son igual de amigables con todos los miembros de su tribu. Valoran "la amistad y la benevolencia" (4.8.10) más allá de todo. De hecho, eso de la amistad es tan importante para los houyhnhnms que tratan a todos sus hijos como propios y los educan a todos misma manera.

Esta total falta de preferencia entre houyhnhnms significa que siempre, siempre arreglan los matrimonios de sus hijos. No existe tal cosa como un matrimonio por amor. Las familias se reúnen y deciden: ¿tu hija es inteligente? Mi hijo es bien parecido. Unámoslos para que tengan niños inteligentes y atractivos. Y las parejas de houyhnhnms nunca se engañan porque no tiene ninguna lógica, ya que están en la relación por los hijos, no por el amor, ni por el sexo, ni cualquier otra cosa. Pero es aún más técnico: se limitan a un potro macho y una hembra. Si una pareja tiene dos hembras y otra pareja tiene dos machos, intercambian a uno de sus hijos. Si una pareja es desafortunada y pierde un hijo en un accidente, pueden tener otro para compensar la pérdida.

Este tipo de rigidez en cuanto a los arreglos familiares es muy diferente a lo que hemos visto en, por ejemplo, Laputa, donde las esposas siempre están en busca de otros hombres, o incluso Liliput, donde la infidelidad es sin duda un problema tal que Flimnap sospecha que su esposa está teniendo una aventura con Gulliver. Los houyhnhnms han logrado subordinar sus sentimientos a la lógica: como si de vulcanos con forma de caballo se tratara, o algo así.

Pero, dejando a un lado nuestro amor por Spock, tenemos que admitir que esta característica particular de la sociedad nos espanta un poco porque pone a Gulliver en un dilema moral complicado. Que quede claro: esta es una opinión de Shmoop, no tanto de Swift. Los houyhnhnms tienen un fuerte sistema de clases sociales. Gulliver hace referencia a aquellos que pertenecen a una raza "inferior a la raza houyhnhnm" (4.8.11), que han nacido para ser sirvientes. A estos animales se les permite tener más hijos para que puedan servir mejor a los houyhnhnms superiores. Los distintos colores de los houyhnhnms también parecen ser más aptos para las diferentes etapas de la vida (4.5.17). Todos estos asuntos sobre la reproducción selectiva y mantener características raciales es muy común cuando de animales se trata, y los houyhnhnms lo son, claro. Pero también piensan y hablan, lo cual nos da a entender que hay una especie de zona gris en cuanto a la moral en esta parte de la descripción de los houyhnhnms. ¿Qué opinas?

Un último punto acerca de los houyhnhnms como grupo es que no se enferman. Gulliver describe la mayoría de las enfermedades humanas como el resultado de la indulgencia excesiva: demasiada comida, bebida y lujos en general. Agrégale a eso los médicos, que en su mayoría empeoran las cosas, y el resultado es una receta para el sufrimiento humano. Los houyhnhnms llevan una dieta restringida y balanceada que los mantiene saludables hasta que estén listos para morir al llegar a una edad avanzada. Sienten que están listos para morir aproximadamente diez días antes de que esto ocurra, lo que les da tiempo para despedirse de los suyos e irse solos a morir en privado y con dignidad. Compara esta muerte con la vida larga y antinatural de los struldbrugs y te darás una idea de lo que piensa Gulliver acerca de los horrores de la tercera edad: la muerte parece ser preferible.

× Close Ad