Guía de estudio

Cien años de soledad Pietro Crespi

De Gabriel García Márquez

Pietro es un técnico de pianola extremadamente tímido que se convierte en el centro de un triángulo amoroso y en la causa de la rivalidad eterna entre Rebeca y Amaranta. Tras perderlas a ambas, se suicida.

¿Estamos en el libro correcto?

¿No parece como si Pietro Crespi perteneciera a una novela completamente distinta que el resto de los personajes? Por un lado, se comporta como el típico caballero de la vieja escuela: es callado, modesto, casto, educado y va bien vestido. Parece escapado de una novela de Jane Austen. Se podría comparar con Charles Bingley, personaje de Orgullo y Prejuicio.

Por otro lado, Crespi también podría ser descrito como el héroe romántico por excelencia. Cuando se enamora, lo hace profundamente. Se le ocurren ideas descabelladas para llamar la atención de las mujeres de su vida. Por último, cuando todos sus recursos fallan, no es capaz de soportarlo y se quita la vida. Este es, en esencia, el modelo romántico de la obra de Goethe Las desventuras del joven Werther. De modo que en esta novela, Pietro no pega ni con cola. Es como volver a un tipo de civilización que parece haber ignorado el histrionismo de este alocado pueblo.

 
× Close Ad