Guía de estudio

Como agua para chocolate Tita de la Garza

De Laura Esquivel

El lugar equivocado en el momento equivocado

No es una protagonista común y silvestre: Tita nació en forma prematura sobre una mesa de la cocina. Su conocimiento se basa en dicha cocina y, si bien esto hubiese sido excelente si hubiese vivido en la época de grandes personalidades como Julia Child o Michelle Bernstein, por desgracia, nació con importantes desventajas.

Primera desventaja

Ella es la hija menor. ¿Qué significa esto, además del hecho de ser el bebé de la familia? Para empezar, ella no tiene derecho a tener opinión propia. Su propia madre le dice: "¡Tú no opinas nada y se acabó!" (1.27).

¿Otra de sus penas? Según la "tradición familiar", Tita debe cuidar de su madre hasta el día que su madre muera. Eso es mucho, mucho tiempo.

A pesar de que Tita trabaja en la cocina y hace todo lo que su madre le ordena que haga, ella nunca asume completamente su papel de sirvienta cama adentro:

Tita sabía que, dentro de las normas de comunicación de la casa, no estaba incluido el diálogo, pero aun así, por primera vez en su vida intentó protestar contra un mandato de su madre. (1.25)

Ahora que lo pensamos dos veces, Tita es el único personaje que desafía a su madre activamente. Ella le discute, grita, miente y, a la larga, abandona la hacienda. ¿Lo único que no hace? Usar la agresión. Amor, no guerra.

Segunda desventaja

Espera, ¿hay algo peor? Síp. ¿Ya mencionamos que Tita no puede tener nunca un esposo, novio o ni siquiera una pequeña aventura? Podemos suponer que Mamá E sabe que los chicos pueden causar distracciones y, por ende, le prohíbe a Tita todo tipo de diversión normal. Cuando Pedro, el verdadero amor de Tita, viene a pedir su mano en matrimonio, Mamá E dice:

[…] pongo a su consideración a mi hija Rosaura, solo dos años mayor que Tita, pero está plenamente disponible... (1.40)

Ay gracias, no te hubieses molestado, Mamá.

GDPC (gracias a Dios por la comida) y Nacha

Porque, aceptémoslo, si no fuera por ellas, Tita se hubiese muerto. Nacha está a su lado desde el principio y cuida a Tita porque creía que podría "formarle el estómago a la inocente criaturita" (1.4).

De hecho, Nacha guía a Tita en la cocina y en su vida personal. Tita crea platillos deliciosos y sabrosos, pero su comida también causa daño y dolor: Cuando era pequeña, ella comía cosas que "horrorizaban a Rosaura", como gusanos de maguey y armadillos:

De ahí nació la aversión de Nacha para con Rosaura y la rivalidad entre las dos hermanas, que culminaba con esta boda en la que Rosaura se casaba con el hombre que Tita amaba. (2.97)

A pesar de las limitaciones que la sociedad y su familia le imponen a Tita, ella se las ingenia para mantener su identidad y triunfar. Bien hecho, niña.

 
× Close Ad