Guía de estudio

Escenario en Las brujas de Salem (El crisol)

De Arthur Miller

Dónde se desenvuelve la historia

Salem, Massachusetts, 1692

En 1692, Salem estaba habitada por puritanos que veían el mundo en términos del bien contra el mal. Los poderes de la oscuridad, que podían sembrar el caos y la destrucción en la sociedad si se desataban, eran fuerzas verdaderas para ellos. Fuerzas realmente aterradoras.

El sistema de gobierno era una teocracia, es decir, Dios era el verdadero líder de la sociedad y expresaba su voluntad a través de las acciones de hombres y mujeres. En el Antiguo Testamento, hay historias de como Dios lideraba a su pueblo directamente a través de Moisés; de la misma manera, Salem era gobernada por hombres que supuestamente tenían una relación directa con Dios.

En teoría (si uno cree en un Dios amable) esto debería funcionar; pero en la práctica, el hombre ansía el poder independientemente de sus principios. Esto significa que el poder de Dios era mediado a través de los hombres, y los hombres inventaban las normas. Entre esas normas, había estrictas indicaciones de lo que significaba ser cristiano y lo que significaba seguir a Dios.

Miller describe el bosque como el último bastión del mal, de acuerdo con el entendimiento puritano. Por eso, el bosque donde bailan Abigail y las chicas se consideraba gobernado por el Diablo, mientras la ciudad de Salem era gobernada por Dios. Toda la obra trata estas contradicciones morales intrínsecas en Salem en la época, y la forma en la que esta teología religiosa estricta se desfiguró y llevó a la muerte de muchas personas inocentes.

 
× Close Ad