Guía de estudio

Un señor muy viejo con unas alas enormes La vecina

De Gabriel García Márquez

Si tu nombre es simplemente "la vecina", algo falla. Puede que esté considerada la sabia del pueblo, pero sus ideas acerca del recién llegado son bastante descabelladas.

¿Cómo de descabelladas? Es la primera en afirmar que es un ángel, pero acto seguido recomienda matarlo:

"Contra el criterio de la vecina sabia, para quien los ángeles de estos tiempos eran sobrevivientes fugitivos de una conspiración celestial, no habían tenido corazón para matarlo a palos."

También se le ocurre la brillante idea de darle de comer cristales de alcanfor, ya que según ella de eso se alimentan los ángeles. Desafortunadamente, en esta historia la vecina representa la voz del pueblo. Es religiosa, pero no de forma oficial como el sacerdote, lo que la convierte en la comunicadora de todas las ideas alocadas y semirreligiosas que se le ocurre a la gente normal, por ejemplo, si ves algo que no entiendes, destrúyelo.

Teorías conspiratorias

¿Qué es eso de "conspiración celestial"? Es probable que tenga algo que ver con la idea de que antes de que Adán y Eva decidieran comerse la sabrosa manzana, Satán lideró a un grupo de ángeles rebeldes en una revuelta contra Dios.

Dado el estado del ángel que nos ocupa, nos atrevemos a decir que suena convincente. ¿Podría tratarse de un ángel malvado, en lugar de un ángel de la guarda?

O quizá lo que deberíamos preguntarnos sería, ¿y qué más da? ¿Qué nos dice el hecho de que el primer pensamiento de la vecina sea "ángel maligno"? (Pista: probablemente nada bueno).

 
× Close Ad