Guía de estudio

Las uvas de la ira Música

De John Steinbeck

Que pare la música

Antes de que existieran las listas de reproducción, la música salía de todos los sitios posibles: de un banjo, una armónica, una tabla de lavar... o incluso un auto. Para los Joad, la extraña música que producía el auto era de vital importancia: les indicaba si su único medio de transporte funcionaba o no correctamente.

Cuando tu única opción es comprar un auto usado a un vendedor zalamero (¿hay alguno que no lo sea, al menos en la literatura?), tienes que prestar mucha atención a los ritmos y melodías que emite. Aprender a escuchar la música del automóvil se convierte en un medio de supervivencia. Una familia escucha mientras "the high hum of the motor dulled and the song of the tires dropped in pitch" (2.64), y nuestro narrador describe el pánico y la ansiedad que genera el hecho de cruzar el país manejando un auto de segunda mano:

Listen to the motor. Listen to the wheels. Listen with your ears and with your hands on the steering wheel; listen with the palm of our hand on the gear-shift level; listen with your feet on the floor boards. Listen to the pounding old jalopy with all your senses, for a change of tone, a variation of rhythm may mean – a week here? (12.6)

Es una música inquietante. No tenemos previsto crear un canal llamado "Auto averiado" en Pandora en los próximos días.

Hablando de música inquietante: Las uvas de la ira nos presenta el fascinante detalle de que Tom Joad tocó y escuchó más música en prisión que ya siendo un hombre libre. Incluso le dice al pastor: "me an' some guys had a strang band goin'. Good one. Guy said we ought to go on the radio" (4.68).

¿Por qué piensas que estos dos primeros ejemplos de música son tan ominosos? ¿Qué otra música aparece en esta novela?

 
× Close Ad