Guía de estudio

Las uvas de la ira La tortuga, el perro de los Joad y otros amigos peludos

De John Steinbeck

Muerte en la carretera

¿Por qué se le ocurrió a la tortuga cruzar la carretera? Para ir al otro lado... y porque no tenía idea de los sociópatas que se escondían tras el volante.

¿Recuerdas a nuestra amiga la tortuga? ¿La que seguía intentando cruzar la carretera, obstinada en ir en una dirección específica y que casi muere aplastada por los coches hasta que Tom Joad la levanta y la mete en su abrigo?

Sabemos lo que estabas pensando al leer este capítulo. "Mmm, ¿señor Steinbeck? Nos gustan las tortugas, pero ¿por qué gasta valiosa tinta de máquina de escribir en esta tortuga?".

Bueno, esta tenaz y resuelta tortuga, que casi se convierte en la mascota de Tom, nos recuerda a la tenacidad y resolución de la familia Joad y de otras familias de trabajadores migrantes. Ellos resisten, incluso después de haber sido expulsados de sus granjas, timados por vendedores de autos usados y comerciantes, y de enfrentarse a enfermedades y todo tipo de pérdidas. La tortuga acepta los desafíos que se le presentan, pero nunca olvida hacia dónde va.

Otra referencia es el gato que ve Tom Joad. Lo reconoce como el viejo gato de la familia, que anda dando vueltas por la granja abandonada. Como los trabajadores migrantes, el gato se quedó sin casa. Ahora vive en la naturaleza y debe sobrevivir a base de ratones y otras criaturas. Pasa de ser un animal doméstico a uno salvaje.

Casi tan trágica como Mi Fiel Amigo

También queremos mencionar la manera en que muere el perro de los Joad. Cierto, los Joad no tenían una relación afectuosa con su perro, ni siquiera tenía nombre, pero no deja de ser el perro de la familia. El animal muere atropellado por un auto que se dirige al oeste a toda velocidad. Su cuerpo queda tan destrozado que las tripas se desparraman por la carretera. ¡Mmm!

Tenemos la sensación de que su muerte augura las espantosas circunstancias y la dura e implacable vida que espera a los Joad. Son tiempos difíciles. La gente está tan desesperada y hambrienta que no duda en atropellar a un perro o en arruinar la vida de una familia.

Los autos en la carretera también son como animales, "limping along 66 like wounded things, panting and struggling" (12.44). Vemos a seres humanos matar animales sin remordimientos (¿recuerdas el festival del cerdo de los Joad?). También vemos similitudes entre la manera en la que se comportan los humanos y sus peludos amigos en situaciones desesperadas.

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...