Guía de estudio

Cometas en el cielo

De Khaled Hosseini

______________________________________________________________

Para esta guía, usamos la traducción de Isabel Murillo Fort.
Puedes encontrarla aquí.

______________________________________________________________

En pocas palabras

Khaled Hosseini publicó Cometas en el cielo en 2003, y a finales de 2005 ya se había convertido en un éxito de ventas en Estados Unidos. Los lectores parecían no cansarse de la historia de Hosseini acerca de la delicada amistad entre dos niños afganos. En 2007, Marc Foster dirigió una adaptación de la novela al cine. La película fue nominada a un Globo de Oro como mejor película extranjera.

Cierto es que Cometas en el cielo no se libró de la controversia. En 2008, la American Library Association (Asociación de bibliotecas de Estados Unidos) ya había incluido la novela en su lista de libros de los que más quejas se reciben. (A pesar de que la obra nunca llegó a prohibirse, fueron muchos los que estuvieron a favor de su retirada de las bibliotecas públicas y colegios, ya que llegó a estar en el puesto número 9 de la lista). La adaptación cinematográfica tampoco ayudó a acallar la controversia. El director, Marc Foster, decidió incluir la infame escena de violación que se describe en la novela, y aunque los cineastas usaron dobles de los actores más jóvenes y no hubo ningún desnudo, la secuencia indignó a la comunidad afgana. Algunos de los niños que actuaron en la película recibieron amenazas de muerte, y Paramount Studios incluso llegó a pagar su traslado de Kabul a los Emiratos Árabes Unidos. La compañía de cine seguirá costeando los gastos de los actores hasta que estos alcancen la mayoría de edad.

De algún modo, la controversia (y el éxito) de Cometas en el cielo ensombreció el auténtico logro de la novela. Para empezar, esta fue la primera obra de Hosseini, escrita durante sus prácticas de medicina en California, y se aceptó su publicación casi en el momento de terminarla. A pesar de que en un principio las ventas fueron bajas, el libro recibió en Sudáfrica el premio Boeke en 2004. Dos años después de su publicación, la novela alcanzó el tercer puesto en la lista de superventas del New York Times. Un dato bastante sorprendente, si tenemos en cuenta que Hosseini aprendió inglés como segunda lengua.

¿Y a mí qué?

¿Hay algún país del mundo del que quieras saber todo, pero que no puedas visitar? En un caso como este, es probable que el curioso viajero de sofá se dirija a su librería más cercana para echar un vistazo a las guías. Otra opción es abrir Google Maps y estudiar el paisaje. Además, si los medios de comunicación (que todo lo ven) fijan la mirada en el país de tu interés, también podrías poner el canal de noticias 24 horas, o escanear las páginas web de los periódicos. Ahora bien, ¿cuánto puedes llegar a saber de un lugar si te basas en guías, paisajes y noticias? ¿Acaso, no hace falta hacer algo más para poder realmente conocer un lugar en profundidad? Nosotros creemos que debes fundirte con el entorno, pasear por él, respirar su aire. Por lo tanto, ¿qué más te queda sino viajar al país que deseas conocer?

Cierto, podrías salir y comprar un pesado libro de no ficción sobre el país, y, después de sentarte en tu silla más cómoda, beber un poco de té y calentarte junto a la chimenea… es muy probable que te quedes dormido. Otra opción sería hacerse con este carrusel de emociones en forma de prosa llamado Cometas en el cielo. Parte de la grandiosidad de este libro radica en la forma en la que plasma un suceso político complejo, a través de una relación basada en la amistad, la traición y la envidia. ¿Quién dijo que fueran necesarios un GPS y un pase de prensa para dar con una primicia?

También aprenderás más de una cosa sobre las comunidades de inmigrantes y lo que significa el hecho de tener que vivir lejos de tu patria. Gran parte de la novela describe la situación de la creciente comunidad afgana en Estados Unidos. Sin embargo, como lector no solo te encuentras con este grupo. A través de la representación de Khaled Hosseini sobre los afganos desplazados, te enfrentas al conflicto emocional y (posible) triunfo de cualquier comunidad de exiliados. Incluso es posible que llegues a ver el exilio como algo que todo el mundo siente en algún momento determinado, independientemente de que hayas abandonado o no tu watan (patria). ¿Ves lo mucho que se aprende?

Esto nos lleva a nuestro último punto: esta historia tan personal sobre la amistad entre dos niños afganos no solo es una forma de hablar sobre el Afganistán contemporáneo. De hecho, se trata de un ingenioso y profundo relato en sí mismo, sin todos los paralelismos con la nación como un todo. Puede que llegues a disfrutar (y aprender) con la novela de Hosseini. ¿Qué tienes que perder?

Frase Clave

"Permanecimos apretujados de aquella manera hasta primera hora de la mañana. Los disparos y las explosiones habían durado menos de una hora, pero nos habían asustado mucho porque ninguno de nosotros había oído nunca disparos en las calles. Entonces eran sonidos desconocidos para nosotros. La generación de niños afganos cuyos oídos no conocerían otra cosa que no fueran los sonidos de las bombas y los tiroteos no había nacido aún. Acurrucados en el comedor y a la espera de la salida del sol, ninguno de nosotros tenía la menor idea de que acababa de finalizar una forma de vida. Nuestra forma de vida. Aunque sin serlo del todo, aquello fue, como mínimo, el principio del fin. El fin, el fin oficial, llegaría primero en abril de 1978, con el golpe de estado comunista, y luego en diciembre de 1979, cuando los tanques rusos se hicieron dueños de las mismas calles donde Hassan y yo jugábamos, provocando con ello la muerte del Afganistán que yo conocía y marcando el principio de una época de carnicería que todavía hoy continúa." (5.5)

× Close Ad

This is a premium product

Tired of ads?

Join today and never see them again.

Please Wait...