Guía de estudio

El ahogado más hermoso del mundo Imágenes del mar

De Gabriel García Márquez

"El ahogado más hermoso del mundo" está repleto de imágenes del mar, comenzando por el título. Cuando al principio el cadáver aparece en la orilla, los niños que están jugando primero piensan que se trata de una ballena; luego, un barco. Incluso parece ser una especie de monstruo marino apestoso: "cuando quedó [el cuerpo] varado en la playa, le quitaron los matorrales de sargazos, los filamentos de medusas y los restos de cardúmenes y naufragios que llevaba encima, y solo entonces descubrieron que era un ahogado" (1). Y poco tiempo después, nos dicen que "tenía el olor del mar y solo la forma permitía suponer que era el cadáver de un ser humano, porque su piel estaba revestida de una coraza de rémora y de lodo" (2). Las mujeres usan una vela para hacerle una camisa. Ellas suponen que, si estuviese vivo, "habría tenido tanta autoridad que hubiera sacado los peces del mar con solo llamarlos por sus nombres" (4). Y más tarde imaginan "sus tiernas y rosadas manos de buey de mar" mientras él está "tendido como un cachalote" (7, 11).

Lo que vemos es que el ahogado es un objeto del mar. Él viene del mar al principio de la historia y, al final, es devuelto a este, donde "los peces son ciegos y los buzos se mueren de nostalgia" (9). La conexión entre el ahogado y el mar destaca su papel de figura casi sobrenatural de la mitología. Casi no pertenece a este mundo, nuestro mundo.

× Close Ad