Guía de estudio

Macbeth Malcolm

De William Shakespeare

Malcolm es el hijo mayor del rey Duncan y lo acaban de nombrar Príncipe de Cumberland, es decir, es el próximo en fila para asumir el trono de Escocia. Pero cuando lo conocemos por primera vez, lo hallamos felicitando a un "good and hardy soldier" por haberle salvado la vida y haberlo rescatado de la captura. ¿Es Malcom simplemente otro rey que necesita ser rescatado, o será él un gran rey?

Es difícil crecer

Es posible que Malcolm no esté turnándose entre el desnudo y los disfraces de muy mal gusto, pero no aparece en escena haciéndonos pensar que tiene demasiado potencial para ser rey. Cuando asesinan a su padre, él no sabe qué hacer, entonces decide ponerse a correr, diciendo "This murderous shaft that's shot/ Hath not yet lighted, and our safest way/ Is to avoid the aim" (2.3.167-169). (Traducción: larguémonos de aquí hasta que veamos que sucede).

Cuando conoce a Macduff, quien lo complementa en cuanto a valentía y experiencia, él comienza a poner las piezas en su lugar. Él consuela a Macduff después de que sus hijos y esposa fueron asesinados, diciéndole "Dispute it like a man" (4.3.259), y le ayuda a diseñar y ejecutar el plan que termina recobrando el reino de las manos de Macbeth.

También demuestra tener más astucia que su padre. Para poner a prueba la integridad de Macduff, Malcolm hace de cuenta que es peor aún que Macbeth: él dice que hay "no bottom, none,/ In my voluptuousness"; que es tan codicioso que le robaría joyas y territorios a los nobles; y que carece de toda virtud de realeza. ¿Qué virtudes, te preguntas?

justice, verity, temperance, stableness,

Bounty, perseverance, mercy, lowliness,

Devotion, patience, courage, fortitude
 (4.3.108-110)

Solo al punto en el que Macduff se está prácticamente arrancando de los pelos de desesperación acerca de "O Scotland, Scotland," y "thy hope ends here" (4.3.17) Malcolm interviene, "¡Ahora entiendo!" Al final, él no es nada de lo que aparentó ser. No solo no le interesan todas las doncellas de Escocia, sino que en realidad él es virgen. Dado que ese dato no es cierto, podemos suponer que el resto tampoco lo es. No solo él no es codicioso, sino que también puede llegar a tener todas y cada una de esas excelentes cualidades de realeza: toda la misericordia y humildad de Duncan, junto con la valentía, fortaleza y estabilidad que él carecía.

Fábrica de realeza

¿Necesitas más pruebas de que el rey Malcom será exactamente lo que necesita Escocia? Fijémonos en los últimos versos de la obra teatral, que causalmente son el discurso final de Malcom:

We shall not spend a large expense of time

Before we reckon with your several loves,

And make us even with you. My thanes and kinsmen,

Henceforth be earls, the first that ever Scotland

In such an honour named. What's more to do,

Which would be planted newly with the time,

As calling home our exiled friends abroad

That fled the snares of watchful tyranny;

Producing forth the cruel ministers

Of this dead butcher and his fiend-like queen,

Who, as 'tis thought, by self and violent hands

Took off her life; this, and what needful else

That calls upon us, by the grace of Grace,

We will perform in measure, time and place:

So, thanks to all at once and to each one,

Whom we invite to see us crown'd at Scone. 
(5.7.72-88)

Aquí, Malcolm felicita a sus amigos; les otorga una pequeña recompensa convirtiéndolos en condes; convoca a todos los que están en exilio; y luego, para concluir, dice que hará todo lo que sea necesario, "in measure, time and place." Él está reunificando el reino, rodeándose de fieles amigos y prometiendo ocuparse de la lista de quehaceres, todo sin derramar una mísera lágrima.

A nosotros nos parece bien.

× Close Ad