Guía de estudio

Matar un ruiseñor Maudie Atkinson

De Harper Lee

La señorita Maudie es parte del mundo donde "fragrant ladies rocked slowly, fanned gently, and drank cool water" (24.53), pero esta rosa nunca deja que los demás olviden que tiene espinas. A diferencia de la señorita Stephanie y la señora Dubose, la señorita Maudie usa su lengua afilada para contrarrestar la maldad en vez de alimentarla. Cuando la señorita Stephanie trata de propagar historias de terror respecto a Boo, la señorita Maudie no solo se niega a escucharlas o se limita a sonreír, asentir y olvidar.

"Stephanie Crawford even told me once she woke up in the middle of the night and found him looking in the window at her. I said what did you do, Stephanie, move over in the bed and make room for him? That shut her up a while." (5.48)

La broma de la señorita Maudie avergüenza a la señorita Stephanie invitándola a contener su lengua, pero quizás sea efectiva porque refleja la verdad: la señorita Stephanie quiere saber los secretos íntimos de todo el mundo, como si estuviera compartiendo la cama con ellos.

Jem y Scout consideran a la señorita Maudie su amiga porque, a diferencia de la mayoría de los adultos, los trata con respeto. Al igual que Atticus, del que la señorita Maudie dice que es "el mismo en casa que la calle" (5.54), la señorita Maudie actúa de la misma manera con niños y con adultos: "She had never told on us, had never played cat-and-mouse with us, she was not at all interested in our private lives" (5.36). Mientras la señorita Stephanie siempre se entromete y actúa de manera inquisitiva, especialmente con Scout, y la señora Merriweather ni siquiera puede hablar con los niños usando la misma voz que usa con los adultos, la señorita Maudie percibe a los niños como adultos con un poco menos de experiencia, y de esta manera los trata.

El respeto que la señorita Maudie siente por la igualdad de oportunidades se extiende también a las personas afroamericanas. Cuando la tía Alexandra está deprimida y amargada porque la gente del pueblo deja a Atticus solo para hacer lo correcto, la señorita Maudie habla en nombre del reducido grupo de personas de Maycomb que piensan como ella.

"The handful of people in this town who say that fair play is not marked White Only; the handful of people who say a fair trial is for everybody, not just us; the handful of people with enough humility to think, when they look at a Negro, there but for the Lord's kindness am I." (24.81)

Bueno, está bien, no es lo ideal —le está dando gracias a Dios por no haber nacido negra—, pero es un comienzo. En línea con el consejo que Atticus da constantemente a Scout sobre ponerse en los zapatos del otro, la señorita Maudie respeta a los demás basándose en la compasión. A diferencia de Atticus, ella no puede ser abogada o reprimir una turba (o quizás si podría), pero su influencia continúa siendo efectiva incluso si la ejerce en fiestas de té en vez de en la corte. Y le da a Scout un ejemplo de cómo ser una señorita no significa necesariamente que tengan que aplastar —o formalizar— la esencia de tu personalidad.

× Close Ad