Petra es una mulata que se convierte en la concubina de Aureliano Segundo. Parece no importarle el hecho de tener que compartirlo con su mujer, Fernanda, a la cual detesta en un principio, pero a quien acaba profesando un profundo cariño y manteniendo económicamente.

No cabe duda de que esta obra es admirable (acordémonos del premio Nobel); sin embargo, también ha recibido algunas críticas, entre ellas algunas relacionadas con este personaje.

Petra Cotes es uno de los muchos personajes femeninos que se contentan con servir de refugio a hombres que no lo valen, sin esperar casi nada a cambio. Petra no se aleja del lado de Aureliano Segundo ni siquiera cuando este la abandona y se casa con otra mujer. Eso requiere toneladas de paciencia.

¿Qué opinas? ¿Crees que Petra no es más que un objeto sexual como Pilar Ternera o Nigromanta? ¿O es que hay algún matiz que esta crítica está pasando por alto?

This is a premium product

Please Wait...