Odiseo (o Ulises, como prefieras) pasa tanto tiempo navegando hacia su casa que buena parte de su vida transcurre en el mar. Esto encaja, ya que el mar y sus peligros tienen muchas semejanzas con las lecciones de vida que hay en La Odisea; está lleno de sufrimiento que no puede ser evitado. El mar puede enviar bendiciones como las brisas marinas para que pueda esquivar obstáculos como las tormentas, Escila y Caribdis, o las islas traicioneras. El mar es gobernado por Poseidón, y por ello también es una manifestación de la superioridad de los dioses y su la naturaleza sobre el hombre.

This is a premium product

Please Wait...