We have changed our privacy policy. In addition, we use cookies on our website for various purposes. By continuing on our website, you consent to our use of cookies. You can learn about our practices by reading our privacy policy.
© 2016 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
GO TO SAT PREP GO TO ACT PREP
El color púrpura

El color púrpura

de

Alice Walker

El color púrpura

En pocas palabras

Un pequeño adelanto: El color púrpura no se refiere realmente al color púrpura. Claro, se menciona aquí y allá, pero si esperas que sea un libro acerca de las cosas púrpura del mundo, quizás sería mejor que revisaras el libro clásico para niños, Púrpura.

Esta novela muestra un poco más que las características de las uvas, berenjenas y de ese extraño personaje de McDonalds. Está protagonizada por Celie, una mujer pobre y negra del sur rural de los Estados Unidos, y nos muestra la vida de la protagonista a lo largo de treinta años, pasando por el abuso sexual, por parte de su padre, cuando era una niña, y por el abuso a manos de su esposo en su edad adulta.

En los primeros capítulos de este libro, percibimos claramente que muchas veces la vida no es justa. Afortunadamente, con la ayuda de varios amigos cercanos y su propio indomable espíritu, Celie crece y se convierte en un ser humano más fuerte y descubre su propia independencia.

Es una historia muy intensa y conmovedora con un final feliz. De hecho, es tan conmovedora, que el libro le otorgó a su escritora Alice Walker el Premio Pulitzer en la categoría de Ficción y el Premio Nacional del Libro en 1983. Estos premios son bastante exclusivos y no se otorgan de manera ligera.

Este libro ha causado un gran impacto sobre las audiencias de todo el mundo, pero aun así continua siendo uno de los libros más comúnmente prohibidos, incluso después de 30 años de su primera publicación. ¿La razón? Homosexualidad, lenguaje ofensivo, y la implicación de otro tipo de material de carácter sexual.

Ahora, no sabemos tu opinión, pero cualquier libro que logre interesar a gente como Nancy Grace a lo largo de 30 años debe ser realmente bueno. Y adivina algo: Este lo es. Incluso Steven Spielberg lo convirtió en una película, protagonizada por nada más y nada menos que Whoopi Goldberg y Oprah. Sí, esa Oprah.

Y si Oprah la aprueba, sabes que te gustará.

Si estás listo para enfrentar los más dolorosos y maduros elementos de El color púrpura, serás recompensado con una historia poderosa referente a la evolución de una mujer que pasa de tener un espíritu herido a un espíritu libre y feliz. Entonces prepárate, todo se va poner púrpura aquí.

¿Y a mí qué?

Vida: Se puede convertir en algo sumamente loco. Bien sea estrés en la escuela, problemas en la casa, o drama con algunos amigos, la vida tiene una capacidad especial de llevarnos a situaciones que preferiríamos no enfrentar. Pero cuando todo se dificulta, ¿seguimos teniendo control sobre nuestras vidas e identidades, o se trata todo simplemente de suerte?

En El color púrpura, Shug anima a Celie a imaginar nuevamente la manera en la cual piensa respecto a Dios. En vez de imaginarlo como un señor viejo que se parece a Dumbledore (de la saga de Harry Potter) sentado en las nubes, Shug le sugiere que imagine a Dios como la entidad con la cual puede conectarse de la manera más cercana. Este simple cambio le permite a Celie tomar el control de su vida y disfrutar los misterios que la misma guarda para ella. Shug nos hace pensar: ¿Podemos creer nuestras propias identidades? ¿Estamos en control? ¿O nuestra identidad esta prediseñada y definida por nuestra familia, nuestro hogar, nuestros amigos, la comunidad, y nuestras revistas favoritas?

Echemos un vistazo a dos de los otros personajes púrpuras más famosos: Prince, una estrella extraordinaria de la música pop, y Harold, el genio del crayón púrpura. Prince se ha reído en la cara del pop desde la década de los años 80 y continuamente se reinventa mientras escribe canciones referentes a la precipitación púrpura, las cuales con su significado simbólico aún tienen a los estudiosos confundidos. Incluso cambió su nombre a un símbolo, ¡esto es increíble! Si eso no es una estrategia audaz, no sabemos qué podría serlo.

Harold es un artista prolífico de las cosas purpura, y además lleva sus pijamas de una manera extraordinaria. Él nos muestra la manera para hacer del mundo nuestra ostra y dibujar un océano en el cual podemos navegar y una tarta de color purpura para cuando estamos hambrientos. Cual este personaje encuentra un obstáculo en el camino o un problema, simplemente dibuja un camino para llegar a la solución.

Estas personalidades púrpura nos ayudan a responder nuestras preguntas anteriores: ¡Sí! Tú puedes, de hecho, forjar tu propia identidad, incluso si eso significa cambiar tu nombre o tus alrededores. Por supuesto, al igual que Celie, algunos de nosotros podríamos tener personajes amenazantes como el Sr. ___, por los cuales preocuparnos, busca pleitos, maestros estrictos, o cualquier clase de personas llenas de odio que podamos encontrar. Esta es la razón por la cual esta historia es importante.

Celie podría parecer particularmente deprimida y devastada, lo cual es producto de su estatus de mujer negra del sur en los primeros años de 1900 y el desenfrenado abuso que sufre en manos de casi todos los hombres de su vida, pero ¿quién no se ha sentido completamente inadecuado en su propia vida? Podemos echar un vistazo a la historia de Celie y darnos cuenta que si alguien tan deprimido y maltratado como ella puede tomar el control de su propio destino, entonces ¿Qué es lo que nos detiene?

El color púrpura puede ser muy intenso en algunos puntos, pero ultimadamente, es una historia edificante acerca del viaje de una mujer hacia su auto descubrimiento y su felicidad. Vamos a ponerlo de esta manera, si Oprah y Whoopi muestran interés en este libro, entonces tú deberías hacer lo mismo.

Frase Clave

"Me siento un poco rara con mis hijos. Y es que ya son muy mayores. Y veo que nos miran a mí, y a Nettie, y a Shug, y a Alberto, y a Samuel, y a Harpo, y a Sofía, y a Jack y Odessa como si fuéramos muy viejos y no supiéramos muy bien lo que pasa. Pero a mí no me parece que seamos viejos, ni mucho menos. Y somos tan felices. En realidad, yo nunca me había sentido tan joven." (último párrafo)

People who Shmooped this also Shmooped...

Advertisement