Cite This Page
 
To Go
Otelo
Otelo
de William Shakespeare
Advertisement
group rates for schools and districts
ADVERTISEMENT

Resumen de Otelo

Empezamos en Venecia, la tierra del amor y del agua. Pronto conocemos a dos tipos, Iago y Roderigo. Iago, quien toma dinero de Roderigo mediante alguna especie de "acuerdo", está enojado con "el Moro", es decir, con Othello, nuestro héroe trágico. Othello es un general en el ejército de Venecia y acaba de escoger a otro hombre, Cassio, como su teniente. Iago está enojado porque quería esa posición.

Iago y Roderigo deciden vengarse de Othello haciendo una visita nocturna a Brabantio, el padre de la novia de Othello. Roderigo dice que Brabantio debe cuidar a su hija y estar atento a los que quieren robársela. Brabantio corre a la habitación de su hija y descubre que no está. Según el padre enojado, esto quiere decir que ha salido para hacer el amor con Othello. Está seguro de que "el Moro" ha "engañado" a su hija.

Unos días después vemos a Othello, quien está pasando el rato con Iago y hablando con Iago sobre su novia, Desdemona (la hija de Brabantio). Nos enteramos de que los dos se han casado recientemente pero no sabemos si han consumado su amor – en el lecho conyugal. Sin embargo, se avecinan problemas porque Brabantio es un senador influyente. Es claro que va a tratar de separarlos. Pero Othello no se preocupa. Como es legendario en el ejército Veneciano cree que su hoja de servicios lo apoyará. Agrega que está muy enamorado de Desdemona también.

La conversación es interrumpida por Miguel Cassio (el tipo que obtuvo la posición de teniente en vez de Iago) que dice que el Duque de Venecia necesita ver a Othello inmediatamente porque hay una acción miliar en Chipre. Antes de que todos puedan marcharse llega Brabantio con Roderigo y varios esbirros. Ellos están listos para matar a Othello o a lo menos mutilarlo por tener la audacia de casarse con Desdemona. Parece que todos van con Duque para arreglar el asunto.

En el palacio del Duque, Othello se defiende. Dice que Desdemona era un participante igual en el noviazgo y que no hubo ningún engaño. Ya se quieren y están casados. Desdemona llega por fin y confirma estos detalles. El Duque le dice a Brabantio que deje de quejarse y manda a Othello a Chipre para la batalla. Desdemona dice que lo acompañará. Iago, su esposa Emilia, Cassio y Roderigo irán también.

Iago y Roderigo tienen una conversación durante la que Roderigo se queja de estar enamorado de Desdemona e Iago dice que los unirá en cuanto se deshagan de Othello. Iago nos revela un chisme, que Othello ha hecho el amor con Emilia, su esposa. Para vengarse de él, se deshará de Cassio y Othello convenciéndole a Othello que Cassio hace el amor con su esposa Desdemona.

El reparto se traslada a Chipre, donde hay una gran fiesta en vez de una batalla (las circunstancias son bastante complejas; hay que leer la obra para los detalles). Se nota que Cassio es un Don Juan, sobre todo cuando está con Emilia. Mientras hacen la guarda, Iago emborracha a Cassio y arregla una pelea entre él y Roderigo.

Othello se interpone y despide a Cassio por estar borracho en vez de cumplir su deber. Luego Iago le convence que le pida a Desdemona que le diga a Othello que le dé su trabajo de nuevo. Una vez solo, Iago conspira sobre cómo va a convencer a Othello que Desdemona tiene una relación con Cassio.

Cassio habla con Desdemona y dice que intentará convencer a Othello que le devuelva su trabajo. Se puede ver a Othello acercándose pues Cassio se marcha para evitar una situación incómoda con el tipo que acaba de despedirlo. Iago, que entra con Othello, nota que es muy sospechoso que Cassio se apresurara para irse así. Cuando los dos hombres están solos, Iago planta (y fecunda) la semilla de la sospecha. Sugiere que Cassio tiene una relación con Desdemona. Le advierte a Othello que preste atención a algo sospechoso, por ejemplo si Desdemona habla de Cassio mucho y pide que Othello le dé su trabajo de nuevo.

Othello está tan destrozado que se enferma físicamente. Al volver, Desdemona intenta vendar la cabeza de Othello con el "pañuelo especial" que le dio una vez como símbolo de su amor eterno y que es una reliquia de la madre muerta de Othello. También será la causa de muchos problemas. Por eso lo llamamos "el pañuelo de la muerte".

Vamos al grano: Emilia roba el pañuelo para su esposo Iago, quien lo ha pedido varias veces en el pasado. Iago pone el pañuelo de la muerte en la habitación de Cassio. Othello entra e Iago aumenta sus sospechas con unas mentiras. Cuando Othello se entera del pañuelo, supone que Desdemona lo está engañando y, por lo tanto, ella debe morir.

En la próxima escena Othello y Desdemona están discutiendo mientras Emilia los mira. Él quiere saber dónde está el pañuelo y Desdemona, ignorante de la situación verdadera, quiere hablar de Cassio. Sigue una pelea.

Luego conocemos a Bianca, una prostituta que está enamorada de Cassio. Cassio le da el pañuelo que obtuvo de Iago y le jura que no es un objeto de amor de otra mujer. Más tarde Iago arregla una conversación entre él y Cassio en la que hace que Cassio hable de Bianca provocativamente. Según el plan de Iago, Othello, quien está escuchando de un lugar escondido, pensará que Cassio está hablando de Desdemona, de modo que Othello quiera matarlo.

Aun peor, entra Bianca rabiosa porque ha descubierto que el pañuelo era de otra mujer. Sale furiosa y Cassio la sigue. Othello rabia durante un rato e Iago lo convence de que estrangule a Desdemona. La próxima vez que la ve, le golpea la cara (delante de un mensajero de Venecia que le trae la noticia que debe volver a la ciudad). Luego, Othello le grita a su esposa y la llama una "puta", una "prostituta" y otras nombres malos. Lleno de celos e indignación, se resuelve a matarla.

En el otro frente, Roderigo se está hartando de Iago porque toma su dinero sin entregarle lo prometido (es decir, Desdemona). Iago le dice que tenga paciencia y que mate a Cassio cuando se presente la oportunidad. Según Iago, lo puede hacer esta noche entre la medianoche y la una.

Mientras tanto, Desdemona y Emilia están hablando y Desdemona empieza a comportarse muy raro. Presagia su propia muerte. Canta de su muerte también. Emilia, en cambio, defiende la idea de ponerle los cuernos a su esposo si hay una buena razón.

Iago y Roderigo pasan el rato esperando a Cassio. Roderigo intenta apuñalar a Cassio, sin éxito, y en su lugar él es apuñalado. Parece que tiene unos problemas pero Iago se acerca sigilosamente y acuchilla a Cassio. Dos caballeros entran corriendo porque han oído los gritos de Cassio. Iago finge que acaba de llegar también, declara que Roderigo es el agresor y lo apuñala hasta la muerte antes de que pueda decir que no. Bianca entra corriendo, grita un poco e Iago intenta echarle la culpa del lío. Emilia entra e Iago le dice un cuento falso. Le dice también que vaya a Othello y su esposa para darles la noticia.

Entretanto, Othello mata a Desdemona en el momento cuando Emilia entra. En esta confusión, Emilia le dice (incorrectamente) que Casio mató a Roderigo. Othello se enoja que Cassio esté vivo todavía. Esto no era el plan. Por fin, Emilia se da cuenta de que su propio esposo es la causa de la tragedia de todos.

Mientras más gente llega, Emilia revela que Iago es el que está engañando a todos. Iago la acuchilla pero ella ya ha dicho todo. Othello demanda saber por qué Iago ha arruinado su vida entera pero Iago se niega a darle (y a nosotros también) una buena razón. Los caballeros Venecianos deciden llevar a Othello a Venecia para ser castigado por matar a su esposo y Cassio hereda la posición de Othello en Chipre. Othello, abrumado del dolor decide terminar su vida en vez de vivir sin Desdemona.