unigo_skin
© 2014 Shmoop University, Inc. All rights reserved.
 

Resumen

Resumen de Un mundo feliz

Un mundo feliz empieza en una sociedad futurista incómodamente estéril y controlada, frecuentemente llamada "el Estado Mundial". Empezamos el cuento con un grupo de estudiantes jóvenes que visitan la fábrica del "London Hatchery and Conditioning Centre" ["Centro Londinense de Crianza y Condicionamiento"]. Su guía es el director que se llama…El Director. Todo es un poco extraño.

El Director les explica a los estudiantes el proceso por el que los humanos crecen dentro de las botellas y luego son "condicionados" (es decir, les lavan el cerebro) para que crean unas "verdades" morales. Este condicionamiento, que se conoce también como "hypnopaedia" o "docencia en el sueño" les enseña a los ciudadanos a creer en el valor de la sociedad sobre el individuo. Cada persona existe para servir a la comunidad. Su papel es ser consumidores y trabajadores, lo cual mantiene estable y fuerte a la economía – comprar mucha ropa, usar mucho transporte, hacer el trabajo, etc.

Para que el sistema funcione más fácilmente, se divide a los humanos en varias castas: los Alfa, los Beta, los Gamma, los Delta y los Épsilon. Los Alfa son inteligentes, altos y musculares; los Épsilon son bajos, estúpidos y feos. Esta gente cree que el mejor modo para subyugar a los que no son Alfas es darles substancias peligrosas mientras todavía están en la probeta. En este caso utilizan alcohol y se les priva del oxígeno. También, las castas bajas se crían en tandas, de modo que 100 Épsilon son copias exactas.

Luego conocemos a otros dos personajes, Lenina Crowne y Henry Foster, que trabajan en el vivero. Lenina es hermosísima. Hace un rato que Henry se acuesta con ella. Y él no es el único. Pero esta situación es normal. En el Estado Mundial, hacer el amor no es nada especial, se hace todos los días, y es explícito. "Todos pertenecen a los otros", lo cual quiere decir que si un hombre quiere acostarse con una mujer, le dice públicamente, "Oye, hagamos el amor esta noche" y ella le conteste "Vale". (Básicamente.) Los niños aun juegan a juegos como "cazar la cremallera". También, las orgías son eventos bi-semanales requeridos.

La otra actividad principal de este mundo es tomar un narcótico que se llama soma, una droga que lleva al usuario a la "eternidad lunar", es decir, un escape psicodélico de la realidad. Recibimos la mayoría de esta información del Director durante la visita y el resto nos cuenta Mustapha Mond, una hombre importante que es uno de los diez Controladores Mundiales.

Mustapha explica al mismo "grupo de estudiantes" (es decir, un artificio para avanzar la trama) cómo se formó esta sociedad. La versión breve es que el mundo iba empeorando y empeorando hasta que la población del mundo dijo, "¡Ya no podemos más! ¡Por favor, quítenos las libertades y la individualidad en nombre de la estabilidad universal!" Y los que mandan dijeron, "Vale". Y ahora no existe la guerra, ni la tristeza, ni la individualidad, ni la historia, ni la literatura (!), ni las familias, ni los lazos emocionales a los otros; no se permiten la soledad, la libertad científica, ni la religión. (Se sustituyó a Dios por "Ford", como Henry Ford.) Pero hay sexo, y hay mucho.

Pues aquí tienen el escenario básico. Mientras aprendemos esta información conocemos a otro personaje, Bernard Marx, un psicólogo Alfa-Plus que, por alguna razón u otra, no tiene el gran aspecto físico que posee la mayoría de los Alfa. Es bajo. Bernard se siente aislado porque es "diferente" y todo el tiempo que pasa solo le permite contemplar grandes temas como "Ojala que todos no fueran tan promiscuos y que pudieran tomar el amor en serio", "Lenina me gusta pero preferiría tener una larga conversación con ella en vez del sexo". Cuando invita a Lenina a salir por fin, le da vergüenza que ella hable públicamente de sus planes para el sexo.

Luego conocemos a Helmholtz Watson, otro hombre Alfa-Plus que comparte con Bernard el descontento con sus vidas controladas y estructuradas, pero afortunadamente no comparte las carencias físicas de Bernard – Helmholtz es muy guapo. De hecho, es tan guapo que cuando lo conocemos por primera vez tres mujeres están proponiéndole que tengan una orgía. Sin embargo, se niega y charla con Bernard sobre lo insatisfechos que están con la vida. Como escribe frases de hypnopaedia sin fundamento todo el día expresa su deseo de crear algo más intenso y apasionado pero no sabe qué puede ser.

Después hay la cita de Bernard y Lenina. Él quiere pasar un rato hablando o quizá caminando de la mano en la playa. Lo cual pone confundida a Lenina, quien sólo quiere tomar drogas y hacer el amor. Al final, Bernard se rinde a la seducción, pero tiene que tomar unas gramas de soma antes de poder acostarse con ella. La mañana siguiente expresa remordimientos. Le dice que debían haber esperado antes de hacer el amor. Él quiere ser un adulto, no un niño. Quiere ver lo que pasa cuando hay un poco de tiempo entre el deseo y la consumación. Lenina no entiende.

En estos términos un poco incómodos Bernard y Lenina planean un viaje a una Reservación Salvaje en Nueva México. A ver, ¿qué es una Reservación Salvaje? Básicamente, es una parte del mundo que no está "actualizada" en el sentido de la tecnología, el control de la mente, la distopía, etc. Antes de irse Bernard tiene que conseguir la firma de permiso del Director, su jefe que conocimos en el comienzo de la novela.

El Director revela, por accidente, que él también visitó a la Reservación cuando era más joven, y también con una mujer. Y luego perdió a la mujer. Ella se extravió en la Reservación, no la pudieron encontrar y él volvió solo. Avergonzado con esta revelación personal, el Director reprende a Bernard por comportarse como un adulto en vez de como un niño. Evidentemente, todos saben lo que pasa detrás de las puertas cerradas. Bernard actúa como un rebelde, jactándose de haberse establecido como individuo rompiendo las reglas.

Bernard va de vacaciones con Lenina. Desafortunadamente, al llegar recibe una llamada de Helmholtz y le dice que el Director piensa deportarlo (a Bernard) a una isla. (Parece que las islas son los lugares para los inadaptados sociales.) En vez de estar orgulloso de su individualidad, Bernard se pone histérico y por fin huye de sus problemas mediante la soma.

Mientras tanto, el viaje continúa y hay una visita guiada de la Reservación. Lenina se horroriza al ver lo que hay allí. Todos están sucios, su ropa es harapienta y todo huele mal. En cambio, a Bernard le gusta examinar a "los salvajes" con un fervor científico. Durante la visita la pareja mira una danza ritual durante la que un joven deja que lo golpeen para venerar a los dioses.

Después John, un hombre blanco (no un amerindio) que se crió en la Reservación, se les acerca. Pronto nos enteramos de la historia: la madre de John vino a la Reservación del "Otro Lugar", la abandonaron allí y luego dio a luz a John. Bernard se da cuenta de que John es el hijo del Director. Se le encienden unas bombillas en la cabeza que dicen "¡Chantaje!"

Entretanto, John y Lenina se están enamorando. John lleva a Lenina y Bernard a su casa y allí conocemos a su madre Linda, quien es como Lenina con veinte años más. Vivir en la mugre durante los últimos veinte años ha sido un suplicio para ella. Bernard y John se caen muy bien porque los dos han vivido aislado de sus comunidades – Bernard porque es diferente físicamente y John porque es el único tipo blanco de la zona y porque su madre es promiscua. Muy promiscua. De hecho, la única cosa que le trajo dicha durante su niñez era un libro que su madre encontró para ella, Las Obras Completas de William Shakespeare. Así que John cita a Shakespeare todo el tiempo. Cree que es el mejor modo de expresarse.

Bernard, que todavía está pensando en el chantaje, acuesta a Lenina (ella está en una coma voluntaria a causa de la soma) y llama a Mustapha Mond, el Controlador Mundial que conocimos antes. Están de acuerdo que sería interesante científicamente si llevaran a John y Linda al mundo civilizado para ver qué pasa.

Bernard lo hace. Va a la fábrica, donde el Director hace una escena de despedirlo y declarar su deportación a una isla. Bernard responde con John, que está emocionado de conocer a su padre, y con Linda, cuya actitud es como, "¿Te acuerdas de mí?" Recuérdese que en este mundo, los bebés crecen en botellas, no nacen. Todos los conceptos de "madre" y "padre" se consideran sucios y primitivos, de modo que la revelación de que el Director es un padre lo arruina. Sale corriendo de la sala, lo cual quiere decir que no van a deportar a Bernard.

Así comienza un experimento social muy grande y trágicamente mal informado. Linda se siente que ha sufrido lo suficiente para una vida, pues se convierte en drogadicta completa para la soma y básicamente se despide de la realidad. Todos se dan cuenta de que esto la va a matar después de poco pero a nadie le importa excepto a John, y nadie le hace caso. Bernard empieza a desfilar a John como si fuera su descubrimiento personal, pues Bernard se hace famoso, lo cual ayuda a compensar su estatura baja. Ahora que es muy famoso, Bernard se olvida de sus deseos previos de ser un individuo.

Helmoltz, en cambio, se hace amigo de John y los dos leen el libro de Shakespeare que John trajo consigo. Helmoltz se da cuenta por fin que es posible escribir cosas intensas y apasionadas.

Mientras tanto, el mundo civilizado le impresiona mucho a John. Le gusta toda la tecnología y las comodidades pero le dan asco el proceso de cultivar a seres humanos y el hecho de que las castas bajas existen en tandas de docenas de clones idénticos.

Todavía le gusta Lenina pero donde John se crió la castidad es muy importante hasta el matrimonio. Lo cual confunde a Lenina, que sólo quiere hacer el amor con John y por la primera vez en su vida se le ha negado. Cuando hace frente a John – es decir, le pide que haga el amor con ella – a John se le va la olla, la llama una puta y cita unos versos de Shakespeare que se tratan de como no se debería romper ningún nudo de virginidad antes de que se haya atado el nudo conyugal. Dios sabe qué hubiera pasado luego. Es que John recibe una llamada diciéndole que su madre (Linda) se está muriendo y se marcha con prisa.

Linda, todavía intoxicada a causa de la soma, se muere poco tiempo después de la llegada de John. Él se queda destrozado pero en este nuevo mundo nadie cree que la muerte sea importante, a causa de su condicionamiento desde la cuna. John se enoja por esto y también por las circunstancias de la muerte de su madre y del hecho de que Lenina acaba de intentar robarle la virginidad. Luego se vuelve loco. Encuentra a un grupo de Delta esperando su ración diaria de soma y arroja las docenas de cajas de drogas por la ventana. Intenta explicarles a estos zánganos que solamente pueden ser libres sin ella.

Esto provoca disturbios. Bernard y Helmholtz Watson llegan un poco antes que la policía, que pacifica a los Delta con soma y detienen a los tres hombres (John está con ellos también). Resulta que los llevan al despacho de Mustapha Mond, donde Bernard se comporta como un blandengue y delata a sus amigos. Dice que todos es culpa suya. Lo llevan a otro sitio.

Mustapha revela que era físico pero renunció a la ciencia para servir la felicidad universal. Le dice a Helmholtz que en realidad exiliarse en una isla es la mejor cosa del mundo porque se puede conocer a toda la gente que no quería someterse a los lavados de cerebro. Helmholz está de acuerdo y se va, anticipando contentamente su nueva vida en una isla.

John y Mustapha se quedan en el despacho. Tienen largas discusiones didácticas sobre la literatura, la pasión, la emoción, el sufrimiento y Dios. John concluye que no le apetece una vida en la que la gente está siempre contenta. Quiere la libertad de estar infeliz y de sufrir.

A pesar de esta conversación fenomenal, Mustapha no deja que John viva en una isla con Helmholtz. Quiere seguir con su experimento social. Furioso, John huye a un faro abandonado y empieza a azotarse y a privarse de comida. Y también vomita de manera ritual para limpiar los horrores de la civilización y su deseo de hacer el amor con Lenina. Todo va muy bien hasta que corre la palabra y unos periodistas asedian el faro. Se graba su autoprivación y se hace una película popular de ella. Todos están tan insensibilizados al sufrimiento humano, de modo que creen que es emocionante ver a un hombre azotarse.

Eventualmente Lenina llega al faro. John se odia porque la quiere de manera sexual entonces se azota y luego azota a Lenina. Por supuesto, está mirando una gran muchedumbre porque quieren ver la película en vivo. La gente está tan emocionada y envuelta en la escena que se azotan también. Después de poco todo se convierte en una orgía, lo cual tiene sentido porque la violencia y el sexo tienen una relación íntima durante la mayoría de la novela.

Al día siguiente, después de que todos han salido, John se despierta y "recuerda – todo" lo cual sugiere, sin decirlo explícitamente, que durante la orgía frenética hizo el amor con Lenina. Abrumado con los sentimientos de culpabilidad, John se ahorca de las vigas del faro y la novela termina con la imagen del cuerpo de John girando lentamente en el aire.

Advertisement
Advertisement
Advertisement
back to top